Con la tecnología de Blogger.

Descubrimientos de la semana

Esta no ha sido una buena semana. Y cuando no ha sido una buena semana también tengo que decirlo. Estoy en contra de los perfiles perfectos y las fotos con sonrisas falsas y pienso fervientemente que es muy necesario aprender a aceptar la tristeza e incorporarla en nuestro día a día con normalidad.

Precisamente esto fue lo que hablé con mi novio uno de estos días, cuando yo le contaba que no estaba bien. Él me decía que a veces había que salir de casa con una sonrisa aunque no tengamos ganas porque los demás no son receptivos hacia una persona de bajón. Lo cual tiene su parte de verdad, pero me niego rotundamente a ello. Si estoy triste, estoy triste, y no es ninguna vergüenza.

Tal y como cuenta la película "Del revés", no podemos intentar deshacernos de la tristeza ni ignorarla, pues la ira, el miedo y el asco se apoderarán de nosotros. Efectivamente, existen cinco emociones básicas que son: alegría, tristeza, miedo, ira y asco. Ninguna nos molesta salvo la tristeza. Pero no podemos existir solo con las otras cuatro, por lo que más nos vale concienciarnos de ello y aceptarnos.




No obstante, la semana también ha tenido sus cosas bonitas. Aprecio mucho los pequeños momentos como desayunar en mi taza de "Friends" o recibir una carta de amor 😄.

Os dejo con los descubrimientos de esta semana.

Plaid blazer (OOTD)



Curioso lo de esta americana. Hace un tiempo, aquel que la llevaba parecía un profesor venido a menos o alguien que llevaba poniéndose el mismo traje desde los años 80. Y ahora es la pieza clave del armario otoñal perfecto. Eso sí, con algunas modificaciones: telas más ligeras, siluetas más femeninas y cortes más informales.

Para mí es perfecto porque, como buena chica preppy que soy, me encanta. En cuanto empieza a hacer un poco de fresquito, comienzo a vivir en prendas de cuadros.

Este tipo de chaqueta puede combinarse de muy diferentes formas, como todo. Sin embargo, a mí me parece que la prenda por sí misma ya hace todo el trabajo, por lo que la suelo conjuntar con otras prendas más básicas, como jeans, camisas blancas o jerséis monocromáticos. Esta es solo una propuesta. Sentíos libres para que vuele vuestra creatividad textil.


Tres conjuntos para ir a la moda este otoño

¿Quieres ir a la moda este otoño? Pues esto es lo que tienes que llevar.

Cada vez que hablo con alguien y le menciono que tengo un blog "de moda" (que no lo es, pero explicar lo que es un blog de lifestyle es mucho más complicado), suele asumir que hablo sobre tendencias. "¿Y qué es lo que se lleva ahora?", te suelen preguntar. Entonces yo explico que no hablo sobre tendencias porque hablo sobre estilo preppy, el cual, precisamente, es lo opuesto a seguir tendencias.

Pero luego me siento como mal, ¿sabéis? Como si no hiciera bien mi trabajo. Así que hoy decidí que era el día. Para que veáis que yo también hago los deberes, aquí os traigo tres conjuntos actuales que son justamente lo que se está llevando en este otoño 2018. ¡Ah! Y sí, son aptos para preps 😉

La inspiración me vino gracias a la bloguera Mrs Casual, quien, desde mi punto de vista, es la que mejor plasma las tendencias más trendy con el estilo más casual. Nada de toques de pasarela ni innovaciones imposibles. Todo 100% ponible y muy estiloso.


Descubrimientos de la semana

Siempre me pasa lo mismo cuando me enfrento al documento en blanco a la hora de escribir el texto para este post. Me quedo quieta, pensando, durante más minutos de los que me gustaría admitir, antes se escribir cualquier palabra. Y es que hay veces que mis semanas tienen poco de mencionables. Trabajo, clase, casa... La misma rutina de siempre. 

En estos textos me gustaría hablar de las cosas maravillosas (o no tan maravillosas) que he hecho o me han sucedido durante la semana, pero hay muchas veces que no soy capaz porque siento que no he hecho nada reseñable. Y eso me frustra. 

Pero luego pienso que la felicidad no está en esas grandes cosas que planeamos y que nos sacan de la rutina, como ir al zoo o inaugurar un nuevo restaurante, sino en los pequeños detalles de cada día que suceden casi sin que nos demos cuenta. Para mí, esta semana ha sido positiva, y aún así no he encontrado nada espectacular de lo que hablaros. Y es precisamente por eso. Nada a gran escala, pero un millón de pequeñas cosas que me han hecho sonreír.


Foto hecha por Manuel Laya

Lo más destacable ha sido que, una semana después de que abrieran Starbucks en Salamanca, Manu y yo fuimos a canjear nuestros vales de bebidas gratis (privilegios de la prensa) y tomé mi primer Pumpkin Spice Latte de la temporada. ¡Sabe a otoño! 😋 Estoy deseosa de que los paisajes se tornen de colores vivos para poder disfrutar de esta estación como es debido.

Ahora os dejo con los descubrimientos de esta semana.


1- El fashion drama de Paquita Salas

Me encanta Paquita Salas y me encantan los fashion drama que hace la directora Inés de Léon para Vogue España. Evidentemente, el crossover iba a ser maravilloso. A los que os gusten también los dos conceptos, este vídeo os va a encantar. 


Productos que NO me han gustado

Los bloggers siempre hablamos de cosas que nos gustan. Que si hauls, recomendaciones, reviews... Pero, a veces, es necesario hacer justamente lo contrario y señalar qué productos no volveríamos a comprar. A la gente le encanta escuchar qué recomendamos, pero también agradece que les digamos a qué no deberían ni acercarse.

En mi caso, tampoco es que tenga muchos productos que odie, ya que la mayoría me acaban gustando o asumo que no he dado con el tono o formato adecuado. Personalmente, no creo que se deba culpar a todo un producto por no acertar con esto. 

Quiero dejar claro que esta es MÍ opinión y que no tiene por qué coincidir con la vuestra. Que a mí no me guste algo no significa que nadie le tenga que gustar. Yo siempre os animo a probar y a tener una opinión propia. Cada piel y cada persona es un mundo. Lo que a uno le va como anillo al dedo, a otro le da reacción alérgica, y así.


Las 10 mejores cosas de octubre



Foto hecha por Manuel Laya

Octubre es mi mes favorito. No sé por qué, la verdad. Supongo que es el mes que más aglutina las cosas que me gustan dentro de mi estación favorita. El color de la naturaleza, los alimentos con sabor a especias y calabaza, las mantas calentitas... Y, sin embargo, no hace ese frío de noviembre. ¡Ah! Y es Halloween, que siempre es un plus.

La cuestión es que siempre he sentido debilidad por este mes y por eso digo que, si algún día me caso, será en un día de octubre. Me gusta tanto que he decidido dedicarle una entrada. Simplemente porque sí. Para poner en valor todas esas pequeñas cosas que este mes me da y que a veces no agradecemos lo suficiente. La felicidad está hecha de estas pequeñas cosas cotidianas.

Descubrimientos de la semana

Esta es la entrada maldita. La dejé preparada para publicarla el domingo pasado y se me olvidó (shame on me). La finalicé al día siguiente, como anuncié en Twitter, y, tras darle al botón de publicar, se borró todo. Solo espero que hoy no me dé ningún problema y tengáis POR FIN un descubrimientos de la semana.


La semana pasada os contaba que se acababan de terminar las Fiestas de Salamanca y que habíamos ido al último día de ferias a comernos un algodón de azúcar de fresa y frambuesa 😋. Lo de que perdiese en todos los juegos en los que participé ya tal. También os contaba que habían sido dos semanas muy a tope y que tenía el nivel de cansancio por las nubes, pero que todo ok aparte de eso.


Foto hecha por Manuel Laya

Esta semana, por otro lado, mi vida ha comenzado a dar un giro. Como ya os conté en la pasada entrada sobre mi trabajo, ya he comenzado las clases para ser una futura profe de FP. Estaba nerviosa a niveles estratosféricos, pero mis nervios se disiparon al comprobar que me encanta. Me encanta la gente que acabo de conocer, me encanta mi clase y me encanta la materia que hemos dado.

Es una de las pocas veces que siento que estoy en el lugar correcto y eso me hace muy feliz. No sé qué tal se me dará dar clase, pero creo que voy por buen camino.

Después de todo esto, os dejo con los descubrimientos de la semana pasada. Don't worry, son todos atemporales, y lo encontrado en esta también.


1- Cómo Maya Rudolph se convirtió en un cuadro viviente

¿Alguien me explica por qué hay personas tan puñeteramente talentosas en este mundo y yo no formo parte de ellos? En serio, esto me parece una auténtica pasada. En este artículo cuentan cómo fue el proceso de convertir a la actriz en una obra de arte para la portada. Os va a flipar.


La falda del otoño está en Sfera (OOTD)



En este post he hecho una cosa que no hago nunca y una cosa que no hago CASI nunca.

La primera es llevar así una diadema. Y sé que os va a resultar raro porque es así como se llevan las diademas. Como muchos ya saben, adoro las diademas. Sin embargo, me las suelo poner sin colocar el pelo hacia atrás. Una antigua manía de cuando tenía flequillo. No me termina de gustar cómo queda y raras veces la llevo. Sentíos afortunados de verlo y tener pruebas gráficas de ello.

La segunda, y razón de este post, es sacar un producto en concreto. Alguna vez lo he hecho, es cierto, pero es raro. Normalmente suelo sacar conjuntos por dar ideas o por compartir mi amor, pero no con el fin de que compréis una prenda de cierta marca. Básicamente, no me pagan publicidad, así que ¿para qué iba a hacerlo?

Pero, ya ves. A veces hacemos estas cosas. Y las hacemos porque sentimos la necesidad de compartirlo con el mundo. En este caso, hablo de esta preciosa falda de Sfera que es, claramente, LA falda del otoño. Por el corte, por la tendencia, por la forma, por la tela... ¡Por todo! Se ha ganado ese título y os la recomiendo.

(Eh, oye, que es la -casi- primera vez que os recomiendo algo que SÍ se puede comprar porque está en tiendas. Dadme un Sugus o algo).

Un giro profesional

El mundo (aka las redes sociales) está tan lleno de imágenes que nos hacen creer en la perfección que a veces necesitamos un poquito de realidad para sentirnos humanos. Es por eso que hoy necesito hablar un poco sobre mi vida y los caminos que me han llevado hasta donde estoy ahora. 

Que no os engañen las fotos sonrientes ni las frases positivas, TODOS vivimos malos momentos y no siempre estamos radiantes de felicidad.

El giro profesional del que os voy a hablar hoy nació de uno de esos malos momentos. Long story short: he decidido dejar a un lado el trabajo en los medios de comunicación, por mucho que me guste, y reconducir mi carrera para formarme como profesora de Procesos y Medios de comunicación, una de las ramas de la Formación Profesional.


Foto hecha por Manuel Laya


Esenciales preppy para el otoño

¡Madre mía, madre mía MADRE MÍA! Perdonad mi emoción, pero mi estación favorita llega dentro de solo tres días y no puedo contener mi efusividad. En efecto, el otoño comienza este domingo y es lo que llevo esperando desde... Bueno, desde que se acabó, básicamente.

Hay muchísimas razones por las cuales adoro el otoño. El clima, los colores, las tradiciones... Y, sobre todo, la ropa otoñal. Para el mundo preppy, el otoño es LA estación. Junto con la Navidad, es el momento de mayor esplendor de este estilo, cuando sacamos todo nuestro arsenal de cuadros, botas y chaquetas.

Pese a que sí he dedicado un post a los básicos del otoño (por desgracia, el collage desapareció con Polyvore), nunca he subrayado qué elementos son esenciales en un armario preppy. En lugar de hacer una super entrada con prendas de fondo de armario, solo os muestro las más representativas para que aquellos que seáis fans de este estilo sepáis qué es lo primero que necesitáis.