martes, 1 de marzo de 2011

Perfectamente imperfecta

No soy perfecta.

En mi cuarto solo verás cajones llenos de pañuelos, calcetines desparejados, diademas con lazos, un par de converse descuidadas, una pila de CDs de música indie, un ordenador siempre encendido y una gran caja de galletas de chocolate. No hay ningún destello de color rosa, vestidos de princesa, ni tiaras, ni polvos de hadas.

Estoy siempre distraída, pensando en todo menos en lo que tengo delante. Soy demasiado despistada, olvidadiza, soy terriblemente impuntual y no creo que llegue a tiempo aunque adelante mi reloj media hora. Soy irremediablemente torpe y seguro que no hay un día en el que no meta la pata. Mi habitación siempre está desordenada, con ropa, rotuladores de colores y zapatos por todas partes. Mi estantería está abarrotada de libros de fantasía que hablan de historias apasionantes que deboro como si fueran patatas fritas, y todas las noches sueño con esos amores imposibles.

Soy una tonta sin remedio. ¿No has visto el cartel en el que pone "Soñadora"? No soy responsable ni aún queriendo, y, de hecho, odio las responsabilidades. Busco un futuro en el mundo del cine, ¿Qué esperabas?Y, además, si veo la tele y como un helado de chocolate a la vez mancharé mi ropa, mancharé mis labios, mis puntas del pelo y mancharé el sofá. Quizá incluso te manche a ti.

Soy impaciente cuando tengo que esperar las cosas, pero paciente con las personas. Soy cabezona incluso cuando no tengo la razón y me cuesta mucho pedir perdón. Odio que toquen mis cosas sin permiso, pero soy asquerosamente generosa si me lo piden. Soy supersticiosa, indiscreta a niveles estratosféricos, caprichosa, demasiado confiada, y me engañan con facilidad, pero desconfiada con la gente que conozco demasiado bien. También soy tímida y vergonzosa, también maniática, no me gusta que muevan las cosas de donde yo las he puesto, y gritona, porque si lo hacen me pondré a gritar como una loca.

Mi pelo es una maraña intocable, no destaco por mis ojos, odio mi nariz, y soy enana. Como ves no soy ni guapa ni lista. Puedo ser la chica más cursi del mundo o la más indiferente. Me ruborizaré con cualquier cosa. O me pondré a llorar... o a reír. Soy compleja y cambiante.


Repito: no soy perfecta.
No lo soy y no lo seré nunca. Pero si me prometes tu mirada y tu silencio, si me das tus besos y me acaricias el pelo, si me dedicas tus sonrisas, yo te daré mi vida entera. Haré todo lo posible por hacerte feliz intentando superar mis defectos. Dejaré de comer helados de chocolate para comerte a besos. Te escribiré las canciones más bonitas para nunca olvidarlo. Estaré a tu lado siempre que me necesites y solo pensaré en ti. Puede que llegue tarde pero nunca te dejaré solo. Compartiré contigo y solo contigo mis paquetes de galletas. Te dibujaré con mis rotuladores de colores todos los “te quiero” que entren en un folio. No prometo dormir pareciendo un angelito pero velaré tus sueños y no permitiré que nada te despierte. Y en mi corazón imperfecto te dejaré todo el espacio que necesites, ten en cuenta que siempre está desordenado y confuso pero podrá ser un buen refugio para ti, perdido en medio de un jardín secreto lleno de flores inventadas, y de todo el cariño del mundo.

No, no soy perfecta, pero seré lo que tu quieras.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...