sábado, 5 de marzo de 2011

Hola, te quiero

Camino como sumergida en un videoclip, mirando alrededor aún soñolienta con mi mp4 encendido. 3 Doors Down. Here without you.
Cada nota me recuerda que me voy a encontrar contigo. Tan solo al cruzar y girar en esa esquina...
Sí, allí estás tú, tan puntual como siempre. El viento remueve tu corta melena haciéndote parecer una estrella de Hollywood. Tú también escuchas música. ¿The Kooks?
Solo te veo de perfil. La escasa luz del sol mezclada con alguna farola rezagada hace resaltar tu piel. Pero me adelantas. Quizá estoy en las nubes...
Es triste... solo te veo por detrás. ¿Cómo voy a hablarte? No me atrevo. ¿Qué voy a decirte? "Hola, no nos conocemos, ni siquiera te he visto de frente, pero me encantas." Definitivamente no.
Por favor, dime ¿Cómo son tus ojos? Me gustaría mirarte durante horas. Tu forma de caminar, de tocarte el pelo desordenado, de ser absorbido por lo que sea que estés escuchando. Ojalá pudiera escucharlo contigo.
Esto es estúpido. Siento esa adrenalina que te recorre el estómago. Sonrío cuanto tú sonríes a los pequeños niños uniformados. Miro todo lo que tú te paras a mirar en los escaparates. Casi siempre es aquel bajo de la tienda de música. Me gustaría correr hacia ti y decirte que a mi también me ha gustado.
...Y ni siquiera sé tu nombre. Esto no es una comedia romántica en la que tú me mirarías y suspirarías en secreto cada mañana, y después, como por algo del destino, nos encontraríamos en un parque y sonreiríamos.
No, esto no es Hollywood. Es una pequeña ciudad, una pequeña parte de Europa. Sé que nunca te impresionaré. No existen los cuentos de hadas, ni las historias de Stephenie Meyer que tan dificilmente soporto y a la vez deseo.
Y casi sin darme cuenta mi canción se ha terminado. Es el momento en que tú cruzas de nuevo y te pierdes entre la calle abarrotada de niños de colegio. Lo último que alcanzo a ver es tu sudadera a rayas y tu mochila a la espalda. Espero que tengas un buen día, que la vida te sonría hoy a ti como no lo hace conmigo.
Y luego nada. Iré a clase y volveré a casa. Ni siquiera puedo decirte "Hasta mañana".


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...