viernes, 11 de marzo de 2011

Tu canción

La escuché de nuevo. Sí, para variar. Fue algo inocente, no calculado, esta vez yo no quise... Puede que sea el destino, o el karma, según por donde se mire. Es incluso paradójico. Es como si alguien quisiera que nunca jamás te olvidara.
Y volví a llorar. Cada una de sus notas abría un pequeño agujero en mi corazón, ya de por sí muy cansado. Cada una de sus palabras hacían a mi mente admitir una realidad oculta. No sé por qué me gusta tanto. No sé por qué no me siento bien escuchándola.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...