sábado, 30 de abril de 2011

B. W.

- Todo está bien, podemos estar juntos.
+ No, tú no lo entiendes. No podemos estar juntos...
- ¿Por qué?
+ Porque iba a besarle...
- ¡Pero no lo hiciste!
+ No lo hice porque no vino a verme...
- ¿Qué más da? La cuestión es que no lo hiciste.
+ ¡Pero lo habría hecho! Esa es la cuestión.


jueves, 28 de abril de 2011

Donde solo tú y yo sabemos

No quiero decirte adiós. Y son tantas las cosas que te diría... pero no eso. Eso nunca.
Sé que puede que no te vea nunca más. Pero jamás me despediré, porque eso significaría perder la esperanza de volver a ver esa sonrisa que tantas veces me regalaste. Quiero pensar en el fondo de mi alma que algún día podré abrazarte de nuevo. Que nuestra relación aún sigue viva, escondida en lo más recóndito de nosotros mismos. Decir adiós sería como matarla, como aniquilarla de un golpe, de un plumazo mortal.
Prefiero que sea así, natural, como si se congelara la imagen al final de una película, para no decir claramente "Esto es el fin", aunque todos lo sepamos. Porque tú y yo no estamos muertos. Y a veces la magia funciona.


lunes, 25 de abril de 2011

Una sensación

Puede que a nadie le guste. Pero yo solo oigo palabras. Muchas, encadenadas unas con otras, sobre un fonde de música tranquila. Me hacen sentir bien, llegan sosegadamente, cantan verdades, sensaciones... Quisiera escucharlas durante largas horas, una y otra vez. Perder la mirada en el horizonte. Perderme en ellas...


domingo, 24 de abril de 2011

Vive, sueña, ama

Creo que la vida nos pone a prueba. Cada día, cada minuto, a cada segundo que tomamos una decisión. Un día te prometes a ti mismo que jamás harás algo, y a los pocos años te sorprendes contradiciéndote. Y lo peor de todo es que nunca sabrás cuánto aguantarás siendo fiel a tus propias convicciones. Planes, conjeturas, ideales, propósitos... Todos ellos truncados. Pero yo quiero desafiar al destino. Quiero hacer una promesa y cumplirla. Para levantarme una mañana, mirar hacia atrás y pensar triunfante "Lo conseguí".


viernes, 22 de abril de 2011

Lots of letters

"Normalmente, tendemos a una idealización del enamoramiento que nos hace ver todo de forma perfecta, y cometemos el error de dejar de cuidar la relación. Después, vivimos una situación intranquila de estancamiento, que no logra otra cosa que el deterioro."


lunes, 18 de abril de 2011

Tonterías

¿Qué me dices?
Pasear por las noches pensando en tus cosas, caminar por la hierba descalzo, patalear y chapotear en la orilla de la playa, leer bajo la sombra de los árboles, mirar al cielo desde la ventana de un ático...
Eso son tonterías.
Yo prefiero estar a su lado, y escuchar un "Te Quiero", un "Te Amo", un "Me quedaría un siglo a tu lado".
¿Lo demás? No importa nada.


martes, 12 de abril de 2011

Difference in me

Hola, Felicidad, dime donde has estado.
Echaba de menos el sonido de tu voz, extrañaba el contacto de tu piel. No es ningún secreto que ya no soy quien solía ser, cualquiera puede verlo.
Tú eres la diferencia en mí.


domingo, 10 de abril de 2011

Bed of Roses

Otra noche junto a ti. De nuevo tu respiración es lo único que escucho en el silencio de la noche. Mis manos acarician tu espalda, se mueven libremente por cada parte de tu cuerpo, dibujando un momento inolvidable. Podría recorrerte con mis labios. Y entonces enredar mis piernas con las tuyas, tan suaves, hasta perdernos. Y nos perdimos por completo... Y así, sencillamente, te encontré junto a mí mientras los pocos rayos de luz se filtraban por mi ventana. Tus brazos rodeaban mi cintura, y podía sentir tu calor a mi alrededor. Poco después pude reconocer esas sonrisas de falta de sueño, el pelo despeinado, los rasgos dulcificados, la mirada brillante, la delicadeza al tocarnos, la suavidad de tus labios, esa respiración profunda... No, no ha sido una simple noche junto a tí, ha sido la noche más especial de todas.
Hoy la mañana brilla con más fuerza


sábado, 9 de abril de 2011

No le odias

Está confirmado. Tras varias lágrimas de experiencia y varios golpes dolorosos contra muros de cristal, he conseguido tener la práctica suficiente como para poder decir esto sin equivocarme.

No somos perfectos, y no lo seremos ni imitando a las parejas de las novelas románticas que día a día nos hacen llorar de emoción al ver la escena final de la pareja que come perdices. Nosotros, en cambio, por comer no comemos ni una triste manzana. Hemos sufrido lo que no está escrito y eso solo lo sabemos tú y yo. Y sí, todo el mundo piensa que lo sabe todo, chuleando en el peor momento de nuestras vidas con la frase “te lo dije” saliendo de sus bocas con un claro tono de tristeza y humildad fingidas.

Pero más que saber lo que has sufrido tú, sé lo que he sufrido yo.

Tu silencio del principio me llevó a realizar maratones de neuronas en mi cabeza esperando darle el premio a la que adivinara el por qué de tu comportamiento austero. El cambio de temas ya era algo tremendamente preocupante, y para terminar, una consistente ración de desaires, excusas y contestaciones dieron lugar a un delicioso distanciamiento. Aún hoy, día en el que mi sonrisa puede lograr pasear a sus anchas, me pregunto la causa.

Días y noches, ambos salieron y se pusieron opuestamente durante el tiempo que nuestras breves y tensas conversaciones tuvieron lugar, mientras una manta, cuyo lugar de origen era el cajón junto al sofá, recorría cada espacio de mi piel, que temblaba... ¿por el frío? Y yo, harta, asqueada y saturada, maldecía cada letra de tu nombre, cada baldosa de la ciudad que pisabas, cada pelo de tu brillante cabello que cuidadosamente descuidabas y cada palabra que reposaba perturbando la paz en mis archivos de cartas. Tristeza, agonía, cólera, rabia y angustia. Todo ello formaba un abanico de sentimientos odiosos arremolinados en lo más hondo de mi alma.

Pero aun así, todo porcentaje que se precie no llega al 100%.

Y alguna vez de tus finos y sensuales labios resultaba una frase, quizá solo una palabra, o, ¿quién sabe?, una sonrisa o cualquier gesto amable. Y eso era lo que me hace ahora estar pensando en ti. Porque aunque tres meses los pasaras evitándome, siendo borde, y un solo día me dijeras algo bonito, ya me tenías suspirando por nuestros recuerdos, deseando que entraras por la puerta, rodearas mi cintura y me susurraras al oído aquellas palabras de hace no tanto tiempo.




martes, 5 de abril de 2011

Sonrisa

Y por fin conozco esa sensación. Me duelen las mejillas de tanto sonreír. Es como si alguien hubiese pegado la sonrisa a mi cara. Un momento de máxima felicidad. Parece como si volara por el cielo, tocara las nubes con las puntas de los dedos. Es como en una película de amor. Un suspiro tras otro... Parece que el día hubiera mejorado. Hace sol, enorme, brillante, deslumbrante, y no me ciega. Los ojos brillan de ilusión, las mejillas se ruborizan. El corazón late fuerte, bombea energía a cada poro de mi piel. Incluso mis labios son más rojizos. Hoy coloreo con purpurina cada esquina de mi cuardeno. Garabateo corazones entre las líneas de texto. Me muerdo el labio. Recuerdos de una tarde. Sueños de toda una vida por delante.


sábado, 2 de abril de 2011

Querida alma gemela:

Son almas gemelas, separadas sin duda, están pidiendo a gritos unirse y volver a ser una. Sienten algo y no saben por qué, aunque las dos saben que es mucho más fuerte que una amistad lo que les une. Y se puede ver a kilómetros, si te fijas. La vida nos lleva por el sendero que ella elija. Y yo llegué hasta tí sin ni siquiera buscarte, sólo con conocerme a mí podría retrarte a ti como un dulce sabor salado. Soy amargado excepto cuando estoy a tu lado. Miraba tu melena dorada con cara de idiota. Te di mi corazón y sus instrucciones en una nota de papel. Quiero ser aquel que te tuviera, si algún día supieras lo que siento, si pudieras verte con los ojos que te veo en vez de en el espejo no conocerías jamás el complejo. El calor de tus abrazos hace que cierre los ojos lentamente. Esto es para ti, escucha atentamente. Sé cuando estás triste, sé cuando me mientes, sé que lo haes para que no me preocupe como siempre. Son imanes con igual polaridad, por eso chocan al juntarse, debe ser necesidad la debilidad del uno por el otro. El amor y el odio de los dos pudo arreglar sus corazones rotos. Una piel tan blanca no se olvida. Cruzaré los dedos de los pies por si se oxidan. Son almas más que cercanas, tú llámalo como quieras, creo que algunos lo conocen como almas gemelas.

Querida alma gemela, espero que me leas. Allí donde quiera que estés lucharé contra el viento y la marea. Yo sé que es así, no espero que me creas. Busco mi otra mitad y no hay duda de que tú lo seas.

Soy feliz así, con estas pequeñas cosas que me unen a ti, como cada pétalo a su rosa. Tu perfume me despierta, pone alerta mis sentidos. ¿Conocerte fue casualidad o causa del destino? Grande es cada detalle, por pequeño que parezca. Las alamas separadas por el cuerpo necesitan estar cerca. Tu aura me da vida.
Te agarraré la mano si duermes y la dejas caída. Mi mirada sigue la perfecta forma de tus labios, ni imaginas qué sentí el primer momento tras rozarlos. El orgullo puede a la razón de ambos. Mataría por ti, moriría por ti, puedo demostrarlo. Sé que no todo será siempre bonito, pero siendo sólo tú, tú conseguiste ser mi tipo. No eres otra, lo repito, sabes que eres la única, te necesito más que al rap, a decir verdad más que ala música. Juré nunca decirte "para siempre", la confianza que me haces sentir es suficiente. Un día te soñé, ya hace tiempo, sin buscarte te encontré porque siempre te llevé dentro. Eres de aspecto fuerte aunque te dejas derrumbar. Te protegeré, no dejaré que la vida te vuelva a golpear. Ven conmigo, lo nuestro es correspondido, si te vas no podré conformarme con ser tu amigo. Digo lo que tú pensabas, son dos almas conectadas, tenemos lo que al otro le falta o necesitaba. Creo que eres la única persona capaz de entenderme, tú sí puedes conocerme, la única persona que puede tenerme.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...