domingo, 10 de abril de 2011

Bed of Roses

Otra noche junto a ti. De nuevo tu respiración es lo único que escucho en el silencio de la noche. Mis manos acarician tu espalda, se mueven libremente por cada parte de tu cuerpo, dibujando un momento inolvidable. Podría recorrerte con mis labios. Y entonces enredar mis piernas con las tuyas, tan suaves, hasta perdernos. Y nos perdimos por completo... Y así, sencillamente, te encontré junto a mí mientras los pocos rayos de luz se filtraban por mi ventana. Tus brazos rodeaban mi cintura, y podía sentir tu calor a mi alrededor. Poco después pude reconocer esas sonrisas de falta de sueño, el pelo despeinado, los rasgos dulcificados, la mirada brillante, la delicadeza al tocarnos, la suavidad de tus labios, esa respiración profunda... No, no ha sido una simple noche junto a tí, ha sido la noche más especial de todas.
Hoy la mañana brilla con más fuerza


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...