sábado, 15 de octubre de 2011

Y pensar que el raro eres tú...

Vale, sí, soy cambiante. Puedo despertarme llorando una mañana y terminar la noche sintiéndome la chica más feliz del mundo. Puedo escuchar Here without you y, de seguido, American idiot. Puedo insultarte hoy, y mañana puede que te diga cuánto te quiero, y que fuera sincero. Quizá me veas con un vestido en tonos pastel, y si me miras los pies quizá lleve Converse.

Por eso creo que a veces olvido que tú no eres tan cambiante como yo, y que si me dices una cosa no vas a cambiar de opinión como yo lo haría. Pero sigo aquí como una estúpida, esperando. Quiero decir... los días que no presumo de  ignorarte.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...