sábado, 12 de noviembre de 2011

Suéltalo

Necesitas llorar. Llorar mucho. Llorar hasta que tus ojos duelan. Hasta cansarme. Hasta olvidarte de eso por un momento. Hasta empapar tu cama. Hasta perder su imagen de tu mente ahora. Hasta nublar tu vista. Hasta dejar de imaginar sus besos.
...Pero no te sale ni una sola gota. Y yo me estoy derrumbando por tan solo mirar cómo guardas todo en tu interior. Temiendo que algún día explote, y te hiera aún más.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...