viernes, 6 de enero de 2012

Qué declaración tan cutre.

Te quiero.
Sí, lo sé, no es un principio muy original. Se supone que estoy aquí para decirte aquello que las demás nunca te han dicho, y en vez de eso te repito algo obvio. Pero es así. Es que es mirarte, verte sonreír con los ojos y... sólo me sale eso: te quiero. Tu imagen viene a mi mente y no hay mariposas, sino una cascada de sentimientos que fluye por todo el cuerpo. Es que por fin entiendo su significado, porque para la definición de amor te miro a ti y ya no necesito un diccionario. Con tu mirada tan dulce, brillante, inocente e ilusionada por verme. Con tu sonrisa tan particular que es contagiosa. Con tus palabras que hablan sobre un mundo demasiado bonito para ser cierto. Es que no lo sé...  tu pelo que me invita a despeinarlo, abrazarte para sentir el olor de tu jersey, ese tono de voz que sólo te sale cuando estás conmigo, lágrimas que brotan de tus ojos y me hacen ver que es verdad... ¿Que por qué te quiero? No sé, o quizá sí. Porque para mí eres simple y jodidamente perfecto. Tienes muchos defectos, y a veces te mataría, pero tengo que decirte que estoy enamorada incluso de tus defectos. Nadie es perfecto, vale, pero es que lo que a ti te quita la perfección es parte de ti, de todo lo que adoro de ti. Qué gracia me haces cuando dices que nadie te quiere como yo, ni aunque vinieran tras de mí muchas más. Y, en efecto, no hay nadie a quien quiera tanto como a ti. Y podría intentar querer a miles, pero jamás de este modo, por una razón muy simple: ellos no son tú. Tú tienes todo lo que buscaba, y aún más, y cada día eres sorprendente. Me gustas en cada pequeño detalle, que a veces parece mágicamente increíble. Las palabras no alcanzan, son tantos sentimientos... Ni siquiera un día entero demostrándolo sería suficiente. Eres esa persona que te hace entender por qué con los demás no ha funcionado. ¿Y sabes por qué? Porque veo lo que siento por ti y parece como si por ellos no hubiese sentido apenas nada. Es que apareces y todo cobra sentido.
Pero mi mundo se derrumba al pensar que jamás podré demostrártelo. Ya siento haber tenido que estropear este final.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...