miércoles, 14 de marzo de 2012

Flor de cactus

Fuera el sol está brillando fuerte, la casa se vuelve de un tono anaranjado cuando sus rayos se filtran a través de las cortinas, y todo está bañado por una luz cegadora. Pero en tu mente está lloviendo. Una neblina gris lo cubre todo mientras los recuerdos caen como gotas de agua en una tormenta primaveral. Alguno de ellos se cuela por tus ojos. Esa lluvia cae ahora sobre tu desierto, donde hace florecer los cactus. Lo que antes era árido e intocable, peligroso, pero, de alguna manera, hermoso como nada que hayas visto jamás. Sabes que, de algún modo, prefieres eso a un inmenso jardín. Así llega un momento que te rindes sin más. No puedes luchar en contra de esa lluvia de recuerdos que ha roto todos tus paraguas, porque es eso lo que hace florecer su extraña e hiriente figura. Realmente no sabes por lo que has estado luchando, todo carece de sentido. Entonces entiendes que tiene su premio esperar la primavera donde nadie antes la ha esperado.
El hombre que mató a Liberty Valance. (John Ford)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...