domingo, 6 de mayo de 2012

Para alguien un poco retorcido.

Qué fácil es quererte poco a poco. Resulta casi mágico que los días pasen y nuestras sonrisas se vayan ensanchando. Que cada día a tu lado descubra algo más de ti que me encanta. Como esos gestos que haces después de besarme, o la facilidad con la que me duermo entre tus brazos, entre tus caricias, y tú me acoges ahí, en silencio. Es curioso que el tiempo a tu lado pase lento, fruto de la gran confianza que depositamos el uno en el otro. Las semanas parecen meses. Los meses no pasan. Es esa sensación de conocernos, de poder describirnos con tantos detalles. Pero tú consigues que se disipe el miedo a conocer esa parte no tan buena que todos tenemos. Porque cogida de tu mano ya no tengo miedo de nada.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...