sábado, 1 de septiembre de 2012

Love... Love.

¿Hasta dónde llega la estupidez humana? Hace un tiempo nos marcamos unos límites. Luego te arrepentiste. Pero nunca los rompiste. Esos límites se convirtieron en un muro. Duro, realmente indestructible. Dicen que es el ganador quien escribe las reglas, quien narra la historia. ¿Eso eres? ¿Y yo qué soy? ¿Un perdedor resignado? Puede. No. No sé. ¿Qué más da? A fin de cuentas a nadie le importa. Ni siquiera a mí. El tiempo pasa y todo adquiere distancia. Cada día un poquito más. Hasta que un día estás tan lejos que no lo ves ni con prismáticos. Ese día todo pierde sentido. Ese día nos reímos. No hay lógica. No hay recuerdos. Sólo una masa de cosas que sabemos que han pasado y que están ahí, en algún lugar. Ese día todo ha sido una estupidez. ¡Ah! y, por cierto, estupidez quiere decir amor.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...