sábado, 3 de agosto de 2013

Los juegos del hambre

El mundo es como un programa de televisión. Todos los demás te están mirando. Debes sonreír y fingir. Fingir que ellos te agradan, que eres feliz, que no hay más sitio en la tierra donde estarías mejor que allí. Todo porque fuera te están juzgando, a cada segundo que respiras. Y si no les gusta lo que ven, estás fuera. Se deleitan viéndote sufrir y comentándolo entre risas y un Dry Martini. Esperan verte fracasar. Esperan babeantes para mirar tu caída. Y cuando estás en el suelo, herido, nadie corre a ayudarte. Prefieren alimentarse de tus sobras. Por eso estamos siempre en guardia, atentos a nuestro alrededor, con los ojos bien abiertos. Nos protegemos en un camuflaje de mentiras que nadie cuestiona en creerse. Esto es un show, un simple juego de lo que antes era el patio de colegio. Pero quizá tengamos algo que ellos no tienen, quizá por eso nos miran tanto.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...