sábado, 22 de marzo de 2014

Disney

Pocahontas me enseñó que el amor es ver el mundo desde otra perspectiva. Mulán me enseñó que el amor es luchar por quienes más te importan. La Bella Durmiente me enseñó que el amor es inesperado. La Sirenita me enseñó que el amor puede ayudarte a recuperar tu propia voz. Tiana me enseñó que el amor es creer en los sueños de la otra persona. Bella me enseñó que el amor es apreciar a las personas por quienes son en su interior. Aladdín me enseñó que el amor no tiene reglas. Rapunzel me enseñó que el amor es juguetón. La Cenicienta me enseñó que el amor puede pillarte por sorpresa. Brave me enseñó que el amor es aprender a valorar a tus seres queridos. Blancanieves me enseñó que el amor es encontrar tu "felices para siempre". Y Frozen me enseñó que el amor es anteponer las necesidades de la otra persona antes que las tuyas.

Detrás de toda historia, por infantil o superficial que parezca, hay una gran verdad y una gran lección.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...