domingo, 8 de junio de 2014

Top 5 de la semana

Quiero puntualizar una cosa en cuanto a mis top 5, por si hay alguna duda al respecto. No son en orden. No quiere decir que el que pongo en primer lugar sea lo que más he pensado esta semana. Es más, ni siquiera es aquello en lo que he estado pensando toda la semana, sino simplemente una lista de 5 cosas que me han llamado la atención.

Dicho esto, vamos con mi top 5.

1- On my way

Adoro a Lea Michele. Básicamente adoro Glee (se habrá notado), y Lea Michele siempre ha sido la estrella de la serie, cosa con la que nunca estuve de acuerdo, pero es cierto que es una estrella de los pies a la cabeza. Tiene una voz que ya quisieran muchos y sabe moverse. Esta admiración que siento hacia ella se incrmentó cuando su prometido, Cory Monteith, falleció hace casi un año, algo que la destrozó. Pero ella no se detuvo, sino que siguió con el lanzamiento de su disco en solitario, con los rodajes de la serie, con entrevistas y demás eventos. Demostró una gran fortaleza y una gran profesionalidad.

On my way es mi canción favorita del disco, Cannonball, porque el ritmo me encanta y, por desgracia, me identifico mucho con la letra. En cuanto al videoclip, tiene un estilo muy Coachella, muy de festival de música estadounidense, con ese tipo de ropa corta, con flecos y esa tonalidad dorada en la iluminación. Estéticamente me gusta bastante, aunque su interpretación... Entiendo que ella se sienta sexy, porque últimamente está estupenda, pero creo que nunca ha sido su estilo. En cualquier caso me gusta, y mucho.



2- Agendas

Ya sé que la temporada de agendas es en año nuevo, cuando todos se compran la del año que entra, ya lo sé. Resulta que nunca he necesitado una agenda realmente. Las he tenido, y me ha dado la tontería de apuntar todo durante algunos días, pero siempre he terminado pasando de ella. Sin embargo, esta vez es distinto. Esta vez trabajo desde casa. Y trabajar desde casa tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Uno de esos inconvenientes es que no lo terminas de tomar en serio, ya que no tienes un horario de trabajo que seguir por el que tengas que estar de tal hora a tal hora en una oficina. Es complicado hacer fuerza de voluntad y madrugar sin tener nada por lo que hacerlo, o decidir no salir con los amigos, o ponerte frente al ordenador largas horas a trabajar.

Es por ello que llevo toda la semana obsesionada con que necesitaba una agenda para administrar mi tiempo de trabajo en casa y compatibilizarlo ordenadamente con la limpieza, la comida y las horas de ocio. Y he encontrado agendas verdaderamente bonitas, y he descubierto todo un mundo de estilo agendil que desconocía por completo. Comparto con vosotros la agenda que he adquirido para mí.



3- Bajo la misma estrella

No lo he leído pero me muero de ganas. He escuchado muy buenas críticas de los libros de John Green, y, sobre todo, de este, ya que es el que está de moda por el estreno de la película. Precisamente por esta razón he decidido que lo leeré después de verla, ya que está a la vuelta de la esquina y mi lista de lectura es muy amplia. Para los que no lo sepáis, esta película acaba de estrenarse en Estados Unidos y está siendo todo un éxito. A España llegará el 15 de agosto, después de haber cambiado de fecha dos veces, y, para los que estéis pensando en verla, no os olvidéis de llevar pañuelos a la sala de cine.




4- Peluches de Zara Home

Nunca seré lo suficientemente mayor para los peluches, eso es así. Son una de mis pasiones, en serio, podría tener miles y millones. Es más, tengo cuatro baldas de estantería llenas de ellos, más los que decoran otros armarios, más los que tengo en la cama... ¡Me encantan! Pero mi obsesión de la semana ha sido culpa de Zara Home (Tienda que, últimamente, me está obsesionando en todos los sentidos). Son suaves, peludos, blanditos y originales. ¡Son perfectos!


¿Habéis visto a este unicornio? Si os gustan los peluches tanto como a mí (Cosa que dudo), tenéis todos los de Zara Home aquí.


5- El final del capítulo 5x08 de Juego de tronos, La montaña y la víbora.

Trauma. Intenso, duro e incurable trauma. Supongo que no soy la única, pero eso no me reconforta nada. No he dejado de ver imágenes y vídeos durante toda la semana, así que no lo he podido pasar por alto a la hora de hacer balance. Esta serie cada día se supera en cuanto a calidad y en cuanto a capacidad de mantener a los espectadores pegados a la pantalla e impacientes esperando a los siguientes capítulos. No sé si los creadores son realmente conscientes del efecto que tienen sobre nosotros. Me perece alucinante que un personaje como Oberyn, que acaba de llegar a la ficción, sea capaz de hacernos sufrir de esta manera. Como graduada en comunicación audiovisual espero poder llegar algún día a lograr algo como esto.

Para los que queremos quedarnos con un buen sabor de boca después de esto, os dejo un vídeo gracioso de cómo debería haber terminado el capítulo.




Hasta aquí mi top 5. ¿Qué tal vuestra semana?



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...