sábado, 13 de septiembre de 2014

Clean it up!

¿Queréis aprender a limpiar vuestra habitación en menos de media hora tan solo en tres sencillos pasos? Pues seguid leyendo (*Carita super sonriente con guiño*).


Hoy es sábado y eso en muchos hogares es sinónimo de limpieza. En el mío no es menos, por su supuesto. Los sábados por la mañana toca limpiar la habitación. Yo, como obsesa de la organización y la limpieza, soy autosuficiente en cuanto a estos temas se refiere, pero no siempre ha sido así. Antes era una vaga. Mi madre tenía que estar detrás de mí con el plumero en mano.

A mí esto me fastidiaba mucho porque los sábados por la mañana pretendía emplearlos para otras cosas (Blogs, Tuenti, escribir, ver series...), ya que las tardes estaban ya planeadas para salir. Pero claro, supongo que a todos os han dicho ese refrán de "Primero el deber y luego la devoción" (O algo así), que viene a decir que primero limpias y luego haces lo que te dé la real gana.

Entre que lo hacemos de mala gana, nos despistamos con cualquier cosa, somos lentos de por sí y nuestras madres nos sacan mil productos... Que si el plumero, el limpia-no-sé-qué, el limpia-no-sé-cuál, el trapo del polvo para la mesa, el trapo del polvo del armario, el de los cristales... ¡Uff! En resumen, tardamos un siglo y luego ya no hay quien se ponga a hacer nada poco productivo.

¡Pero tranquilos! Tras años y años de vaguería y prueba de productos de limpieza (Vida del universitario, chicos), por fin he hallado la fórmula para limpiar la habitación en menos de media hora en tan solo tres sencillos pasos. Atentos.



1- Pronto Plumero Atrapa Polvo (O su versión económica): Como primer paso habría que pasarlo por toda la habitación como haríamos con un plumero corriente. Y debo decir que la publicidad que le dan es muy merecida, ya que atrapa todo el polvo, no lo esparce ni lo levanta, por lo que actúa como trapo del polvo. Es aplicable a superficies, aparatos electrónicos, cuadros, decoración, muebles... ¡Todo! Los deja con cero polvo con solo una pasada. Al terminar solo hay que tirar la gamuza usada y guardar el mango para la próxima vez.

2- Zas! Salones y comedores: El Zas! es para todo. Tiene para cocina, baño, salón, superficies... Y es tan simple como pulverizar la zona deseada, esperar unos segundos (Que yo empleo para ir pulverizando mientras otras zonas) y después limpiar con papel, trapo o bayeta, según indiquen las instrucciones. ¡Y ya esta! Limpísimo. 

Elijo el de salones y comedores ya que la habitación es algo parecido y no hay uno específico. Con ello podemos limpiar fácilmente la mesa de estudio, las estanterías y armarios. Además también sirve para el suelo.

3- Mopa (Marca a elegir): Con la mopa tenemos la oportunidad de barrer y atrapar el polvo del suelo de una sola vez. Normalmente lo que se suele hacer para la limpieza es barrido, pasado de mopa y fregado, pero para nuestra limpieza express con esto ya tendríamos el suelo apañado, libre de suciedad y del polvo.

¡Y ya esta! Como véis una limpieza puede ser muy simple, ya que en nuestras habitaciones no hay lavabos, ni aparatos que requieran una limpieza especial. Con el plumero quitaríamos el polvo, con el Zas! abrillantaríamos las superficies y objetos, y con la mopa limpiaríamos el suelo.

Ya sé que no es una gran limpieza, ya que una a fondo requeriría mucha más dedicación, pero digamos que con esta podríamos salir del paso, eludir las broncas de mamá y dedicar más tiempo a otras actividades. De esta forma la habitación queda decente y pisable.

¡Pero no os olvidéis de limpiarla a fondo cada cierto tiempo!


Decidme, ¿Cuáles son vuestros trucos para limpiar de forma breve y sencilla?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...