Con la tecnología de Blogger.

Top 5 de la semana

¡Feliz domingo a todos! (Y ahora es cuando me matáis).

Esta semana creo que he pasado por muchos picos de emociones. He estado muy contenta, entusiasmada, he estado muy triste, enfadada, y luego súper alegre otra vez. Sé que soy de las que se emocionan con una patata frita y se ponen a llorar cada vez que alguien les quita un boli. Y no, no estoy en mis días.

Lo único que me alegra es pensar que mañana es diciembre porque me encanta la Navidad. Empezaré a hacer contenido de Navidad, supongo, pero lo cierto es que no lo tengo aún muy pensado. Por lo pronto os puedo adelantar que habrá cupcakes navideños. Pero si hay algo que da urticaria de la grave son los especiales de moda de nochevieja en los blogs, así que no sé si haré algo de eso.

Os deja con mi top de esta semanuqui.


1- Black Friday

"¡Anda! ¿Que es Black Friday? ¡No me había enterado!"...  Esa es vuestra reacción sarcástica en este momento.

Sí, ya todos sabemos del Black Friday, todos nos hemos emocionado y nos hemos cansado de verlo en tantos blogs, anuncios y revistas. Que sí, lo sé. Pero ha formado parte de mi semana así que... qué le vamos a hacer.

Que conste que a mí me parece una buena idea, pero también digo que es un canteo. Es decir, me encanta que exista el día, que haya descuentos y que cada vez más establecimientos se unan, pero es que se nota muchísimo la maniobra de las empresas. Te ponen un cartelito de BF con su descuento, tú entras ilusionado y pensando que vas a hacer el agosto y resulta que pasa como en todas las rebajas de este mundo: lo bonito no tiene descuento.

La parte buena es que también nos podemos beneficiar de los descuentos en las tiendas online, lo que significa no comprar más que lo que "buscabas" y no tener que darte codazos con otras cinco personas que han visto el mismo jersey que tú.

Sinceramente en Estados Unidos no sé cómo será, pero creo que aquí a los organizadores del BF les queda mucho camino por recorrer. No sé qué pensaréis vosotros.

PD: Aún no ha terminado el BF y tengo la esperanza que encontrar algo en la tienda online. Dadme suerte.



2- Jerséis de renos

A partir de ahora me veréis muchas cosas navideñas y demás que probablemente os darán ganas de vomitar, lo digo como aviso. Todo lo que sean renos, jerséis, cosas de cuadros, lazos, etc, me enamora. ¡Y la Navidad va de todo eso y más cosas que también me enamoran!

Os puedo decir que llevo dos años intentando encontrar un jersey de renos. Sé que los hay. Los he visto por la calle. Pero cuando voy yo a buscarlos... ¡Nada! Es como si el mundo no quisiera que yo tuviera mi deseado jersey de renos ideal. Mi madre ya me ha dado permiso para buscarlo por internet, vista mi insistencia y mi imposibilidad de dar con uno. Todo esto me está rompiendo el corazón a pedacitos.



3- La BSO de Sinsajo

El lunes fui a ver Sinsajo y me encantó. Sé que a la mayoría le ha decepcionado, y lo entiendo, porque es verdad que tiene partes muy flojas y que igual no era tan necesario dividir el último libro en dos. El que vaya al cine con la intención de ver otra peli como las anteriores se va a decepcionar, pero es que ya el libro en sí es totalmente diferente a lo anterior, entonces no iban a poder hacer otra cosa. Eso sí, la parte 2 va a tener mogollón de acción.

Como ya sabéis que a mí se me pega todo, pues me pasó lo mismo con la BSO. Sobre todo con la canción de Lorde, la de Yellow Flicker beat. pero lo más curioso es que la canción que más tarareé fue la de Katniss, la del árbol del ahorcado. No tengo ni la más remota idea de cómo se me pudo pegar esa.




4- Adornos de Navidad

¡Ya están las calles preparándose para la Navidad! Ay, qué emocionante. La verdad es que Salamanca no es una ciudad muy navideña, por eso siempre me ha gustado más ir a Bilbao o a Madrid, donde ponen todo precioso. Pero, aun así, cualquier cosa que incluya luces de Navidad es mi cosa. Vale que ahora todavía lo tienen todo apagado, pero solo verlo ya me emociono. ¡Viva!.




Hacía mucho que una lista de The Idealist no me hacía tanta gracias. Es lo típico que dices: es gracioso porque es verdad. Y sí, es todo cierto, al cien por cien.

Yo hace un tiempo que dejé Tuenti, así como un par de años, quizá, más o menos. Sobre todo desde que cambió dejó de interesarme y me pasé a FB. Antes odiaba FB, no lo entendía y pensaba que los que estaban en esta red eran muy pedantes, pero uno crece... Luego me quité el Tuenti, aunque no definitivamente porque no me atrevé, pero no he vuelto y dudo que vuelva. Las fotos son demasiado vergonzosas.

Os dejo con el artículo para que os echéis unas risillas.




¡Y hasta aquí mi top 5 de la semana! ¿Qué tal la vuestra?

4 looks para acción de gracias

Que sí, que es una fiesta americana, pero es que pasa una cosa... ¡Me encanta hacer sets con Polyvore! Entonces ahora que hay una temática divertida para crear diferentes conjuntos... pues yo la uso, tengamos la fiesta en cuestión o no. Además, un conjunto bonito lo es para cualquier momento, ¿No?

Os propongo 4 outfits de diferentes estilos. Y, como no tenemos esta fiesta, pues, si os gustan, podéis ponéroslos cuando queráis. Y, ¡Eh!, igual me lee alguien desde Estados Unidos que vaya a celebrar la fiesta. ¿Por qué no?


1- Casual

El primero de todos es muy casual-chic, para pasar el día fuera de casa (Hacen un desfile, ¿No?), o estar con los amigos. Tiene ese toque chic tan versátil, de tal modo que alguien puede ir con el conjunto perfectamente a una cena elegante.

1. Bufanda de cuadros de Garage // 2. Jersey de Mango // 3. Jeans de Vero moda // 4. Bolso de John Lewis // 5. Botines de kisschic // 6. Abrigo de Fallfor


2- Inocente

Perfecto para un plan de cena familiar que no va a salir de ahí. Cómodo y bonito al mismo tiempo. Solo con mirarlo dan ganas de sentarse con la familia frente a la chimenea.

1. Vestido de John Lewis // 2. Collar de Chicastic // 3. Medias de Barneys // 4. Manoletinas de New look // Clutch gato de Love culture // 5. Reloj de Daniel Wellington


3- Cozy

Cómodo, calentito, confortable... De eso se trata el otoño, ¿No? Hay muchos que en esta estación no nos podemos separar de los jerseis y las botas de agua. Este tipo de outfit es perfecto para estar en la calle, en el campo, un día de lluvia o mucho frío...

1. Jersey Santa Paws de New look // 2. Jersey renos azul de Wearall // 3. Jersey renos blanco de New look // 4. Jeggins de Atterley road// 5. Calcetines altos de Anthropologie (Más aquí)// 6. Botas de Hunter // 7. Funda de iPhone de Ahalife// 8. Gorro de H&M // 9. Diadema de American eagle


4- De fiesta

Un conjunto chic ideal para la noche, con toques elegantes, más sexy y arriesgado. Pega muy bien con largas noches de champagne, fotos y baile.

1. Crop top de Amazon // 2. Falda de Chicwish // 3. Chaqueta de Les pommettes // 4. Zapatos de salón de Fashion union // 5. Medias de New York & company // 6. Clutch de Marc Fisher // 7. Reloj de Rolex // 8. Pendientes de Oasis // 9. Collar de Amazon


¿Os gusta alguno? ¿Cuál llevaríais?

Top 5 de la semana

Hoy sí que sí. Es domingo, es una semana normal, y mi top 5 está en el momento y lugar correctos.

Mi semana ha sido un poco extraña. He tenido momentos muy buenos, momentos muy confusos y momentos de bastante bajón. Pues lo normal, pensaréis, pues sí, supongo. Lo que pasa es que estoy en un momento de mi vida en que me planteo todo. El futuro está cada vez más cerca y me gustaría estar todo lo convencida posible de que estoy en el camino correcto. Y digo esto porque creo que nadie está cine por cien seguro nunca. 

Hay una lucha entre: ¿Hago lo que siempre he deseado o voy por otro camino más realista? En parte porque uno va poniendo en duda sus sueños según va avanzando la vida, porque los sueños nunca son tan bonitos como los pintan. Son difíciles. Y a veces no tenemos las herramientas necesarias para sostenerlos.

Y otra cosa contra la que lucho son las expectativas. Quiero romper con esa vida perfecta de cuento que llevo imaginando desde que veo Disney, porque nada es así y a veces tiramos a la basura buenas cosas pensando que podemos aspirar a mejores. No sé, sé que todo es muy abstracto y a veces pienso que solo tiene sentido en mi cabeza y que ni siquiera sé articular lo que estoy pensando. Espero que esto resuma un poco como ha sido mi semana.

Os dejo con el top 5.


1- Anuncio promocional de Navidad de Kate Spade NY con Anna Kendrick

Me encanta Kate Spade. Si pudiera me compraría todo. No es que sea una diseñadora especialmente cara, la verdad, porque para lo que es tiene muy buenos precios. El problema es que la marca está en EEUU y comprarlo supone pagar aparte los gastos de envío desde allí. Aquí os dejo un enlace a su sección de Amazon, y ya veréis que está todo en dólares.

La marca tiene cosas muy ideales, muy femeninas, con lazos, brillos... Es muy usada por las bloggers de estilo preppy de allí. Tiene de todo: bolsos, zapatos, fundas de móvil, accesorios, vestidos... Y ahora se han embarcado en la campaña de Navidad, ya que las fiestas están a un paso y empieza la temporada de compras. Si su colección es ideal de normal... imaginaos la de Navidad. ¡La quiero toda!

Para el anuncio cogieron a la actriz Anna kendrick y la verdad que lo hace genial. Me parece muy graciosa. Os lo dejo por aquí.




2- Sinsajo Parte I

¡Ya está aquí! Sé que aún no habéis podido quitaros de la cabeza uno de mis puntos de mi pasado top 5 en el que mostraba un artículo sobre los asquerosos besos de Liam y Jennifer, peeerooo... Estoy muy emocionada y tengo muchísimas ganas de verla. Me habría encantado ir al estreno, pero quedé para ir mañana así que no problem (Lo que hay que hacer por los amigos...).

El libro me lo leí en mi mayor tiempo record de lectura: 3 días. Sí, sí, sé que estará el típico listillo que se lo habrá leído en una tarde. Por suerte me lo leí en las navidades pasadas, así que ha pasado el suficiente tiempo como para que lo haya olvidado y deje que la película me sorprenda. Odiaría que me decepcionara a estas alturas.



3- Es por ti, de Melocos

No es que sea muy fan de Melocos, es decir, me sé las canciones más famosas y tal, pero no suelo escucharles aparte  de eso. Pero este viernes Cocacola montó un festival de música en Salamanca, el Running Music Festival, y nos dieron entradas gratis, así que fui con un amigo. Tocaban grupos como Despistaos, Guaraná, Modestia Aparte, Taxi, Inhumanos... Tocaban 4 o 5 canciones cada uno nada más, así que no se hacía aburrido ni pesado, al contrario.

Pues como ya sabéis que a mí se me pegan las canciones como muchísima facilidad... le tocó el turno a Es por ti, de Melocos, que no he parado de escucharla desde entonces.




4- La cultura de Podemos, a mí que me la expliquen

No sé si lo sabréis todos, pero estoy estudiando el Máster de guion de ficción de cine y tv en la Universidad Pontificia de Salamanca. En otras palabras, estoy estudiando para ser guionista.

Ese punto era necesario para lo siguiente: algunos de nuestros profes del máster también escriben en el blog de guionistas más famoso de España, Bloguionistas. Por ello lo solemos leer a menudo, bueno y porque hay que estar al día de la industria y todo eso.

Hace poco publicaron un post que en dos días alcanzó más de 100.000 visitas, y con razón. Y es que uno de los escritores de Bloguionistas se detuvo a analizar el programa del recientemente famoso partido de Pablo Iglesias, Podemos. Y es que todo el mundo parece apoyar a Podemos, pero casi nadie se ha leído el programa y defienden a muerte y a ciegas su causa.

A mí la política me viene a dar bastante igual hoy en día, no es un tema que me guste, pero si voy a trabajar en el sector de la cultura dentro de poco tengo que estar enterada de qué va a pasar si este partido llega a gobernar, ya que el panorama actual no es muy favorecedor. Así pues me puse a leer y casi me echo a llorar.

Lo voy a dejar ahí porque no quiero mojarme sobre política en un blog que no va de esto, pero me gustaría que le echarais un vistazo al artículo, sobre todo si algunos de vosotros también queréis trabajar en el ámbito de la cultura, ya sea en música, cine, tv, literatura, arte, etc.


5- Navidad en Disneyland París

No, lo siento... ¡Ojalá! Pero no, no voy :(

Eh, que no vaya no significa que no esté obsesionada con ir. Que este top 5 es de mis cosas de mi cabeza, pero la mayor parte no se suelen cumplir. Jo, qué triste suena...

En fin, que últimamente desde el Facebook de Disneyland París en español no dejan de compartir fotos y vídeos sobre la Navidad que ya tienen preparada, con el encendido de luces, el desfile, la nieve, etc. Y yo me muero de ganas de ir. Evidentemente mi deseo no se hará realidad, pero una chica puede soñar.

Fui a Disneyland París cuando tenía 13, y desde entonces quiero volver desesperadamente. Ay, el próximo año harán 10 años que fui... ¿Cómo puede pasar el tiempo TAN rápido? Qué bajón todo...



Y hasta aquí mi top 5 de esta semana, ¿Qué tal la vuestra?

Reseña: El teorema Katherine

Mi última víctima fue el nuevo trabajo de John Green. Mi libro anterior había sido Bajo la misma estrella, así que me había encantado el autor y decidí probar con otro, muy ilusionada. Así que comencé a leer El teorema Katherine.

La novela trata sobre un chico que se llama Colin al que le ha dejado su novia Katherine, la decimonovena Katherine que le deja en su vida. Como está muy depre, su amigo le convence para hacer un viaje por el país, que les lleva a Gutshot, un pueblecito sureño, donde conocen a Lindsey, cuya madre, que es dueña de la fábrica del pueblo, les da trabajo. Mientras tanto, Colin, que es un niño prodigio, decide hacer un teorema matemático con el fin de poder predecir cómo va a terminar una relación con una simple función. Esto lo hace porque quiere ser un genio y ser recordado por ello en el futuro.



Y... ya está, eso es todo. Esa es la gran trama de la novela.

Como habréis podido observar, la trama no tiene mucha chicha, pero como es de John Green te la venden muy chachi, en plan road movie en libro y tal. Yo reconozco que lo compré por el autor. Y me he llevado una gran decepción.

No es que sea mala, porque, de hecho, es muy divertida. Tiene notas a pie de página que resultan muy graciosas. Además, el estilo de Green es muy notorio y sigue siendo el mismo. La historia tiene sus puntos muy buenos, frutos del ingenio del autor.

Pero no va más allá. No hay ningún conflicto latente. Se podría decir que a los personajes no les pasa nada en ningún momento. Y tiene cosas muy predecibles, donde se notan las intenciones futuras del autor, en plan "Voy a informarte ahora de que el personaje lleva X en el bolsillo desde el principio" y sabes que dentro de dos páginas te vas a encontrar con que lo usa.

Repito que la novela no es mala, para nada. Yo el problema que le veo es que todos nos esperábamos más de Green, por su fama, y la historia resultó bastante flojita.

En resumen... Pues no sé qué deciros. Si estáis en el punto de "Me he leído Bajo la misma estrella" y quiero más de este autor" yo os diría que eligierais otro de sus anteriores libros, porque este no sé si merece mucho la pena para leerlo con estas expectativas.

Viviendo el otoño (OOTD)

¡Cuánto hacía que no hacía una mini sesión para el blog! Lo que tiene pasarse el día trabajando y haciendo trabajos es que apenas hay hueco para hacer sesiones. Me paso los días vestida lo más cómoda posible para pasar la tarde escribiendo guiones con mis compañeros, y esa ropa... pues no es muy fotografiable (y mi cara, menos).

Este domingo mi padre celebró su cumpleaños en un restaurante de la sierra. Es un lugar precioso y maravilloso, en un alto y rodeado de ventanales con unas vistas espectaculares a las montañas. A esto le sumamos el otoño y cómo recubre el campo con sus colores... y es la perfección. Como iba con un outfit especial decidí hacer unas fotos, tampoco muchas, para enseñaros.




Ya sabéis que soy una especie de embajadora del estilo preppy, en cuanto a que estoy obsesionada y, de hecho, estoy trabajando en una guía para vestir preppy en España que publicaré en el blog en cuanto esté satisfecha con el trabajo. Así que quise llevar un estilo preppy (más o menos) al cumpleaños.

Evidentemente el outfit está enterrado bajo capas de abrigo (Sí, la moda es bien, pero hace frío, ¿Eh?). Últimamente no me separo de mi trench, ya os lo había dicho, y de mi bufandamanta, asíque los llevé, ya que son un perfect match del otoño.




¿Verdad que un trench con falda, medias y tacones es lo más perfecto del mundo? A eso le sumamos la bufanda amor de mi vida y una diadema.

¡Ah, claro, las diademas! Estoy obsesionada con las diademas. Hace mil que no me las pongo y, de hecho, nunca lo había hecho para el blog, pero es así. La culpable de esta obsesión tiene nombre y apellidos: Blair Waldorf. Tuve una temporada en que las llevaba todos los días, y era feliz.




El otoño, con sus colores tan brillantes... No quiero ni pensar en que está a punto de acabarse y no lo he aprovechado lo suficiente...




¡Bellotas!



Para hacer realidad mi conjunto preppy, elegí una antigua falda de tablas de pata de gallo tricolor (Blanco, rojo y negro), y la combiné con el cinturón de otra falda que tengo (¡Es que era perfecto!), y un jersey fino blanco anchito. Todo esto, claro, con medias negras y zapatos de tacón negros, de los que tienen el tacón más anchito porque son más cómodos.

Si algún día os levantáis con ganas de vestir preppy recordad que la combinación jersey + falda de cuadros (O pata de gallo, o algo con lazos, o bies...) es ganadora en otoño e invierno. Yo elegí un jersey monocolor pero lo más normal en el estilo es llevar un jersey con motivos (Puntos, rayas, renos, copos de nieve...), es lo que suelen hacer en Estados Unidos. Yo no me atrevo a tanto aquí, aunque me encantaría.




Y la diadema es importante, por supuesto.



Jersey: Stradivarius
Falda / Skirt: Blanco (Old)
Cinturón / Belt: Stradivarius (De otra falda)
Medias / Tights: Calzedonia
Zapatos de tacón / High heels: Fosco
Diadema / Band hair: I Am
Gabardina / Trench: Stradivarius
Bufanda / Scarf: Zara

Top 5 de la semana

Sí, este post es los domingos, pero cuando te pasas la semana trabajando, incluso el domingo, la vida no te deja mucho tiempo para preferencias. Además, solo se ha pasado un día, ¿No?

Me siento como si hiciera años que no lo hago, pero la verdad es que solo lo tuve que dejar pasar una semana por razones que ya sabéis... Qué difícil es todo, ais...

En fin, que e dejo de excusas y os dejo con mi top 5 de la semana pasada.


1- 1989.

¡Ya está aquí! Es el nuevo cd de Taylor Swift y, por supuesto, lo tengo en mis manos desde el mismo día que salió a la venta, y la edición deluxe. Y no he dejado de escucharlo desde entonces. El rollo no me termina de convencer, pero hay canciones que me encantan. Como en todo, también hay canciones que prefiero pasar, que no me dicen nada.

A pesar de que echo de menos el country y las letras más profundas, entiendo por qué Taylor ha hecho este cambio tan drástico. En una entrevista para Los 40 explicó que llevaba 4 álbumes utilizando los mismos instrumentos y que tenía la necesidad de cambiar. No sé si esto seguirá en sus próximos trabajos.

En el álbum no hay duetos, solo colaboraciones con compositores de éxito con los que ella quería trabajar. Y sus letras en general sí que siguen siendo de su estilo, lo que pasa es que el estilo de música las frivoliza un poco en mi opinión.





A mí todo lo que mencione a Jennifer ya me encanta, y si es algo gracioso como esto, me enamora. El titular ya prometía bastante, así que tuve que leer la noticia. Está en inglés, pero viene a decir que cada vez que tienen que besarse para la película es asqueroso porque Jennifer le explica a Liam que ha comido ajo (Y cosas similares) y no se ha lavado los dientes.

El artículo no tiene desperdicio ninguno. Lo mejor de todo es que te dicen algo como: Cuando vayas a ver Sinsajo y les veas besándose vas a pensar en esto. Y fijo que es verdad.




3- Vídeos de animales monos.

Puedo verme de estos... mmmm... MUCHOS a la semana. Porque a mi novio le ha dado por compartirlos en Facebook a todas horas y etiquetarme en los que cree que me van a gustar. Evidentemente me encantan. ¡Son adorables! Quiero adoptar a todos los animales que salen en los vídeos. Seriously.

Este es uno de ellos.




4- ¡La bufandamanta!

Totalmente in love. Tengo una de estas bufandas enormes de cuadros de Zara (Como el 90% de la población mundial) y tengo hacia ella una relación de amor-odio muy intensa. Por un lado me encanta, no me la quitaría nunca, es muy calentita, y suave, y bonita... Pero, por otro lado, es enorme y muy difícil de poner (Ni os cuento cuando tengo prisa por salir de casa o de clase).

De hecho ni siquiera sé cómo debe ponerse de forma correcta, y dudo que me la ponga bien, pero bueno...




Me encantan los cuadros y, si son de mi ciudad, mucho más. El artista Antonio Varas va a hacer una exposición en una biblioteca de aquí, de Salamanca, y las imágenes son fantásticas. Retrata muy bien la vida de Salamanca, con su luz, su gente, sus construcciones, sus calles... 

Os enseño un par de estas obras, pero no os perdáis la galería entera porque son muy, muy bonitas.






Y hasta mi top 5, ¿Qué tal vuestra semana?

Vida sana: La lista del bienestar

Ahora que ya hemos dejado atrás el verano y todo ese rollo de la operación bikini, y nos estamos acercando más a la operación turrón, muchos pierden de vista el bienestar por el mero hecho de sentirte bien y de estar sanos. Se nos mete en la cabeza la mayor tontería del planeta: "Tenemos que estar guapos en bikini porque se nos ve bien". ¿Y el resto del año? ¿A pizzas y chocolate? Pues no.

Estar sanos es algo que debería estar vigente los 365 días del año. Pero tampoco obsesionarse. Es decir, no es necesario hacerse la dieta "X" (La que esté de moda) para estar estupendos, si no todo lo contrario. El verdadero bienestar se lleva a cabo día a día con pequeñas cosas que no suponen un gran esfuerzo. Siendo constantes se consiguen resultados a largo plazo y no hay esa prohibición latente ante todo lo rico que luego nos obliga a saltarnos una determinada dieta.

He hecho una lista, que puede no ser la mejor, que refleja esto que os estoy diciendo. Pequeños actos diarios que no suponen nada y que no nos obligan a renunciar a cosas que nos gustan. Para mí es mi mantra. Lo considero muy sencillo y simple, y muy fácil de hacer. ¿Queréis saber cómo es?






1- Beber 2 litros de agua al día.

No os engañéis, no es tan complicado. De hecho tengo un post sobre consejos para beber 2L de agua al día que os sugiero que os miréis.

Es muy sencillo: el agua nos ayuda a eliminar lo que el cuerpo no necesita, lo que es malo para el organismo. Cuanta más agua bebamos, más depuración interna estaremos llevando a cabo. O de otra manera más obscena: todo lo que entra tiene que salir. Ayudad a vuestra cuerpo a que saque todo lo malo que no queremos tener.


2- Hacer ejercicio.

No pares hasta que estés orgulloso.

Sí, lo siento, no existe una manera sin pasar por ello. Pero antes de que cerréis este post negando con la cabeza os diré algo: hay muchas formas de hacer ejercicio y no todos ellas requieren un gran esfuerzo.

Es a elección de cada uno. A unos les gusta hacerse su horita en el gym todos los días, a otros salir a correr por su cuenta, otros prefieren dar largas caminatas a buen ritmo... No existe una única manera, no dejéis que os metan eso en la cabeza. Todo es válido si os funciona.

Salir a correr 10 minutos todos los días. Ir al gym 3 días a la semana. Hacer ejercicio libre en casa (Fitness, máquina, lo que sea). Ir a clases monitorizadas. Etc.

Quiero decir que hay una intensidad y un método para cada persona. Que lo que le vale o le gusta a uno, a otro no. Tampoco puede pretender un principiante del running correr 5k en 20 minutos el primer día, por mucho que vea a los demás hacerlo.


3- Hacer un equilibro alimentario.

Huye de las dietas, simplemente come sano.

Hay que comer de todo, ese es el primer punto. Hay que comer carne, pescado, ensalada, verduras, sopa, arroz, pasta, legumbres, cereales... Cuando te deshaces de uno, mal hecho. El equilibrio se trata de no privarse de nada, siempre y cuando se equilibre con otra cosa. ¿Que uno quiere comer pasta con tomate? Perfecto, pero al día siguiente algo menos calórico. Del mismo modo tampoco se tiene por qué dejar de comer chocolate, siempre y cuando sea el único dulce del día, no se abuse y el resto de comidas sean sanas.

Muchas celebs lo que hacen es calcular su cantidad de calorías diarias recomendadas, pues, por ejemplo, 2000, y no pasar de ahí. Entonces dentro de ese margen se reparten entre las comidas de todo el día sin crearse un trauma.

Todo esto es muy relativo, evidentemente, y hay que aprender un poco a llevarlo, pero lo que os quiero transmitir es la idea en sí. El equilibrio es la mejor dieta.


4- Usar cremas.

Hay quien es escéptico en todo el tema de cremas corporales reductoras y anticelulíticas, y no le culpo. Pero el problema es que se enfoca mal. Una crema no es un milagro, sino una ayuda.

Una crema no te va a hacer desaparecer la celulitis si sigues comiendo pasteles y sentado frente al ordenador todos los días. Pero te va a ayudar a reducir la piel de naranja si, mientras la usas, comes sano y te mueves un poquito.

Recomiendo utilizarlas como complemento. Yo utilizo la de la marca Elancyl porque me tocó en un sorteo, y a mí me ha dado resultados porque suaviza y alisa la piel. Lo de reducir no sé porque no tengo constancia de medir esas cosas, pero algo es algo y fue un resultado visible para mí.

Pero, eso, que hay que tener en cuenta que son una ayuda, nunca un método por sí solas.


5- Tomar tés e infusiones.

Siempre ha existido una especie de leyenda o no sé qué con eso del té con limón, ¿No? Yo no sé si es cierto o no porque no lo tomo y solo de escucharlo me da náuseas. Lo que sí puedo decir es que hay muchos tés e infusiones que ayudan mucho al organismo. No solo hablo de adelgazar, sino en general.

Dicen también que el rooibos te ayuda a saciar el apetito entre horas, que el fit tea es un must, y demás... Yo no puedo decir nada sobre eso, pero os cuento que tengo por costumbre tomar 3 infusiones al día, de la marca Pompadour. Las infusiones son: detox, cola de caballo y delgaxan. Están muy ricas y a mí me ayudan.

Hacerlas no cuesta nada y vale la pena.


6- Evitar grasas trans, bollería industrial,...

Si queréis tomar un bollito, de verdad, tomadlo, pero nunca industrial. Id a una panadería que sepáis que lo hacen casero, hacedlo vosotros mismos, o lo que sea, pero jamás, jamás, industrial. A ver, en la medida de lo posible. Si un día estáis fuera de casa y nada más podéis comeros la palmera envasada de una máquina expendedora, pues no os va a pasar nada, pero la cosa es no hacerlo habitualmente.

También se deben evitar los alimentos precocinados, los fritos con mucha aceite, los snacks, los refrescos con mucho azúcar... Y un largo etcétera.

Pero hay alternativas, claro. La fruta dulce sirve como sustituto, también los yogures (Los Vitalínea de chocolate pueden ser una opción), los cereales con chocolate, las barritas, las galletas (Las que son sin azúcares, o con mucha fibra), la repostería casera...

Cada vez que os hablen de prohibición pensad en sustitutos que os aporten lo mismo que lo prohibido. Pues, por ejemplo, si tenemos la costumbre de picar mientras estudiamos se pueden cambiar las patatas por cereales. No sé, es una idea, porque muchas veces es solo costumbre o es psicológico.


7- Beber batidos naturales.

Pues también tengo yo un post sobre los batidos verdes. Son muy, muy buenos y están muy, muy buenos. Podríamos hacer batidos todos los días. Con frutas y verduras. Hay miles de recetas diferentes, tanto en libros, como en internet, como en revistas... No vayáis con el prejuicio de "es que no me va a gustar" o "es que si lleva no se qué estará asqueroso", porque es como todo en la vida, habrá cosas que nos gusten menos y otras que nos gusten más.

Todo el esfuerzo merece la pena porque, estás limpio por dentro, estás bien por fuera. Todo lo que ingerimos se ve reflejado en nuestro aspecto.


8- Dormir 8 horas diarias.

Supongo que os habréis aburrido de escuchárselo a las famosas y fijo que habéis pensado "Si, ya, seguro que el secreto de tu belleza es ese y el maquillaje no tuvo nada que ver". Pero es totalmente cierto. Una persona que duerme ocho horas es una persona descansada, en plenas facultados físicas y mentales. En otras palabras, es una persona sana.

Por otro lado, una persona que trasnocha constantemente tiene un aspecto muy malo, con ojeras y marcas en el rostro (Granitos, manchas, arrugas...). Pensad que si os pudieran delante a una persona que duerme poco y a otra que duerme lo que debería, sabríais exactamente cuál es cuál.


9- Hacer las 5 comidas.

Indispensable. Hay quien cree erróneamente que dejando de comer, adelgaza. Al contrario. Una persona que no come es una persona enferma y una persona que se salta comidas es una persona que comerá más en las que no se salta.

Muy simple: Si has tomado merienda, cenarás menos. Cuanto más se distribuyen las comidas, mejor para nuestro organismo. De este modo se ingiere menos cantidad, pero más veces. Y así se evita el picar entre horas. No hay nada peor que picar entre horas.


10- Comer mucha fibra.

No quise ser soez con lo de beber mucha agua y no quiero ser muy explícita en este tema, pero ya me entendéis. Cuanta más fibra se toma, más ayudamos a nuestro cuerpo a eliminar lo que no necesita. 


Y, por último, un puntito invisible en esta lista: tener una filosofía de vida activa y positiva. Hay que tener inquietudes, tener metas, desear ser mejor persona. Evidentemente si una persona no busca su bienestar... no lo va a encontrar. Si una persona no piensa en que llevar una vida sedentaria es malo pasa uno mismo... no va a mejorar su salud. Todo es psicológico. El esfuerzo que requiere llevar una rutina sana solo se logra con ganas que salen de la propia voluntad cada día, y, si éstas no existen, se acabó.

No es una dieta, es un cambio de estilo de vida.


Espero de veras que todo esto puede serviros de algo. Sé que todo enumerado así parece mucho, pero no es nada. Solo hay que interiorizarlo y sale solo. ¡Ánimo!





Viajes express

Mi primera intención fue titular a este post "Una serie de catastróficas desdichas", pero después decidí que realmente quería contar algo más allá de mi vida.

Tengo a mi familia distribuida por la geografía española, así que me ha tocado hacer muchísimos viajes express en mi vida, de esos que se deciden en el mismo día o el día anterior a última hora. Normalmente estas situaciones me crean muchos nervios (Que raro en mí, ¿No?), pero a mis 22 lo tengo superado y ya se convierte en rutina.

Es por eso que quería daros unos consejos a la hora de llevar a cabo uno de estos viajes express.


Pero antes os voy a contar mi último viaje y la razón por la cual digo todas estas tonterías. Resulta que mi abuelito lleva un mes ingresado. Tenía bronquitis, y a raíz de entrar en el hospital todo se fue complicando y complicando hasta hoy. Como si se hubiera abierto la caja de Pandora de las enfermedades. Al principio no iba a ir, porque estábamos organizando sus bodas de oro (Como os dije), pero las tuvieron que cancelar y me llamaron diciendo que todo iba a peor cada vez. Así que cogí a mi novio y me lo llevé conmigo a Bilbao.





Mis abuelos, en realidad, no viven en Bilbao, sino en Portugalete. Es un sitio que me encanta no, lo siguiente. Tengo muchos recuerdos desde mi infancia, y todos geniales. El puente colgante, la ría, sus calles tan características, el ambiente húmedo, la cercanía de la playa... ¡Es genial! Lo que siempre me ha llamado la atención allí es que en una acera de la calle estás en un sitio, y en la otra acera en otro sitio diferente, con farolas diferentes.


Puente Colgante de Portugalete

El puerto de Las Arenas

En nuestra visita estuvimos en el hospital, pero también aproveché para enseñarle Vizcaya a mi novio, que nunca había estado, y dejar que él mismo se enamorase de todo. Vistamos el Puente Colgante, Las Arenas, y ya en Bilbao solo pude llevarle al Guggenheim, que es lo más icónico.




La visita no dio para mucho más, pero nos lo pasamos bastante bien. Yo volví a Salamanca más tranquila, ya que mi abuelo mejoró y ahora están a punto de mandarle para casa. 




Y... En fin, básicamente esto explica mi prolongada ausencia los últimos días (Eso, más las clases, mi trabajo...), y esta vez espero, de corazón, poder volver a mi rutina del blog, que la echo muchísimo de menos.


Pero la gran pregunta es: ¿Cómo no perder la cabeza con estos viajes? Los viajes express son desquiciantes y pueden estresar fácilmente a cualquiera. Porque un día tienes tus planes y al día siguiente tienes que cancelarlo todo, coger las maletas y correr.

1- ¿Qué equipaje llevar?: Lo mejor es una maleta pequeña de ruedas. Normalmente aconsejaría un weekender, pero he descubierto que si en la visita están incluidas grandes dosis de metro y otros transportes semejantes, una bolsa de fin de semana puede ser un agobio, al tener que llevarla constantemente colgada al hombro o en la mano. Aunque en principio lo de dentro parezca poca cosa... acaba pesando. Yo a Bilbao llevé la pequeña de Cállate la boca, el modelo en rojo. Es rígida y parece más grande de lo que realmente es por dentro, pero es una monada, muy cómoda de llevar y a mí me salvó la vida.



2- Bolso grande: La idea no es que carguéis con un montón de cosas y os fastidiéis el hombro para siempre, pero siempre es mejor llevar un tote bag, porque un bolso pequeño, aunque es más cómodo, acaba dando muchos más problemas para cargar con todo de un lado a otro.



3- Las apps son nuestras amigas: Hoy en día hay apps para todo, y en un viaje express son nuestras mejores aliadas. Para comprar billetes, encontrar hoteles, moverse por los lugares, buscar restaurantes... Todo a nuestro alcance con tan solo un dispositivo en mano. Y es que no hay tiempo de preparar nada ante un viaje tan inesperado. Hacedlo en el momento.

4- ¿Qué llevar?: Poca ropa, pero variada. Es decir, que no importa repetir conjunto, pero lo que sí es importante es cubrir todas las necesidades ante imprevistos (O no tan imprevistos). Hay que estar preparados por si llueve, por si hace frío, por si hace calor, si se necesita comodidad, ir más elegante... Llevad prendas que puedan ser versátiles.

5- Aprovechad la visita: Normalmente estos viajes se hacen por motivos familiares, de trabajo... También se hacen por placer, de esos que un día nos da la venada y al día siguiente estamos en Roma con lo puesto, pero hablo de los anteriores. Si ese es el caso siempre hay que encontrar un momento para distraerse, ver el lugar, ver su modo de vida, su gente, sus monumentos... Aunque todo sea demasiado rápido, pero vuestra cabeza os lo agradecerá. Que los kilómetros no sean en vano.

6- No os perdáis la belleza... ¡Y la emoción!: En el viaje mirad el paisaje por la ventanilla, allí observad todo... No hay que dejar que todo lo malo nos afecte. También hay que saber ver la belleza allá donde vamos. Por ejemplo, cuando yo estaba en el hospital no dejaba de mirar por la ventana, porque había unas vistas impresionantes de Bilbao, todo verde, las luces, la lluvia... Y aunque mi situación no era la mejor... también aproveché el momento. Todas estas cosas que vivimos hoy, serán recuerdos mañana.




Y vosotros, ¿Habéis tenido un viaje express últimamente?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...