Con la tecnología de Blogger.

Cómo reinventar un vestido para Nochevieja

Entre el "No quiero repetir vestido" y el "No voy a comprarme otro vestido" hay todo un abanico de posibilidades. Soy de esas chicas que piensan que si ya le han visto un vestido, éste ya no se vuelve a poner para fechas importantes. Hablo de vestidos de fiesta, claro. Pero también soy una chica a la que no le gusta gastar a lo tonto y darle disgustos a papá y mamá cuando tiene el armario lleno.

Las navidades son fechas en las que se gasta mucho, todos los años, y en esta temporada cada cosa va sumando: regalos, cena, caprichos, actividades de vacaciones, vestidos... A veces no viene mal darle un respiro a la cartera y ser un poquito creativos con lo que ya tenemos. Y esa es mi elección este año.

Tengo muchos vestidos. Vale que quizá en la práctica no sean tantos, pero mi armario está a reventar. Llevo saliendo ya cinco años en Nochevieja, por lo que tengo cinco vestidos muertos del asco en el armario, más los que no son específicamente de Nochevieja que tengo de otros eventos que podrían valer igual. Y entre todo eso hay blusas de fiesta, faldas, vestidos, leggings... Buf.

Este año me dije que reutilizaría uno de esos vestidos que casi no ven la luz. ¿Cómo? Pues reinventándolo.



1- Escoge un vestido versátil: Hay muchas clases de vestidos, unos más llamativos que otros. Los de Nochevieja pueden ser muy distintos: anchos, ajustados, con vuelo, de lentejuelas, dorados, con puntitos, brillantes... Pero para reinventar uno lo que necesitamos es un modelo que sea versátil, es decir, que tenga lo menos posible para poder moldearlo a nuestro antojo. También vale con una falda y un pantalón, pero creo que es más sencillo con un vestido, ya que la falda con cambiar de combinación vale, y lo mismo con el pantalón y la blusa.

Por ejemplo este LBD de Modcloth.


2- Maxicollar: Nada cambia más un outfit que variar los complementos. Hace un año no se llevaban tanto los maxicollares como ahora, por lo que resulta un gran cambio que nos daría un estilo completamente diferente. Hay muchos estilos de maxicollares, para todos los gustos, así que solo sería elegir el que más os guste. Ni siquiera tiene que ser caro, porque tenemos tiendas como Blanco, Parfois, I Am... y otras tantas de accesorios a buen precio. Pensad que no tiene por qué ser de gran calidad, ya que para una noche nos sirve cualquiera un poquito aparente.

A mí me pierden los florales grandes así que elegiría uno pareceido a este modelo de Farfetch que, como veis, combina el negro con dorado y otros colores, por lo que es perfectamente combinable con un LBD de estilo fiesta.


3- Cambio de medias: Sobre todo si sois de esas que utilizan las típicas negras de toda la vida. En Calzedonia, por ejemplo, tienen medias muy festivas de muchos estilos. Podríamos invertir unos quince euros en unas medias nuevas totalmente diferentes a las que ya teníamos. Yo este año opté por unas florales en negro como de terciopelo, para que destaquen. Recordad que lo que buscamos es que destaquen los accesorios nuevos, para que la atención no se fije en el vestido que ya habíamos llevado otras veces.

Por ejemplo este modelo de Asos está muy baratito (rebajado) y es bastante similar a las que yo compré nuevas.



4- Zapatos altos: Nos estamos ahorrando dinero con el vestido, así que podemos gastarnos un poquito en los zapatos. Yo este año tampoco me compro unos nuevos, ya que me basta con unos negros preciosos que tengo (que han salido en el blog, por cierto), pero que sepáis que cabe la posibilidad de coger unos. De todas formas rebuscad en vuestros zapateros, porque hay más cosas de las que pensáis. También podéis pedirle prestados un par a vuestra amiga, o a vuestra madre. Solo tened en cuenta que debe resaltar la figura, sin la necesidad de ser muy llamativos. Sobre todo que sean cómodos.

Este modelo de Asos me parece estupendo, no solo por el precio, sino porque con la plataforma parecen ser muy cómodos y con ellos se podría aguantar toda la noche de fiesta.



5- Clutch original: Tampoco tenemos por qué gastarnos mucho dinero en el clutch, pero éste debe ser original, que destaque, como el collar y las medias. Con esto estamos desviando la atención del vestido y estamos convirtiendo el outfit en algo totalmente trendy y diferente a lo que solemos ver o lo que solemos llevar. Con tiendas como Primark ahorrar dinero en los accesorios es más que posible. Solo un requisito: que combine bien con el collar.

Este modelo de Express es perfecto, ya que es rígido, brillante y combina perfectamente con casi cualquier cosa, destacaría indudablemente.



6- Cinturón alto: No hay nada mejor para transformar un vestido en otro diferente que añadiéndole un cinturón bonito en la cintura (Ojo, cintura, no cadera), sobre todo si es uno ceñido hasta la cintura y con vuelto después. Cambia totalmente, dándole un toque de buen gusto y resaltando la figura. Además de reinventar el outfit nos hace más guapas y estilosas. No hace falta que sea muy destacado, algo fino.

Este de Parfois está genial de precio, es finito y muy festivo.




7- Peinado diferente: Atreveos con algo distinto, si puede ser empleando otros accesorios. Lo que más se ve en Nochevieja son recogidos, tirabuzones o brush, así que nosotros tenemos que marcar la diferencia, sobre todo con nuestro antiguo yo. Podemos probar con una cinta estilo años 20, con una diadema, con horquillas en forma de flor, con un pasador original...

La diadema When in Rome de Modcloth me parece perfecta para cualquier estilo.



8- Otros accesorios: Me podría aburrir proponiendo accesorios, porque hay miles y cada uno responde a un estilo de persona diferente. Yo, por ejemplo, no llevo pendientes, así que no sé recomendar ninguno, como tampoco anillos. Se puede llevar un reloj estiloso, pulseras bonitas, incluso foulards. Todo ello podría salirnos muy bien de precio y responder a las características de cada cual.

Por ejemplo, por diez euros tendríamos esta pulserita muy mona de Parfois.


¡Y ya está! Nos ahorramos dinero en un vestido, reutilizamos accesorios que teníamos o invertimos un poquito en accesorios low cost de diversas tiendas como Primark, Parfois, I Am... y otras tantas online que hay actualmente. Y no solo nos ahorramos dinero, sino que nos evitamos ese trago de pasarnos días de tienda en tienda en busca del vestido ideal.

Digamos que la transformación sería algo así:


Vestido de Chicwish // Clutch negro de Forever 21 // Tacones abiertos de Giuseppe Zanotti // Medias negras de Saint Laurent  // Collar de Kenneth Jay Lane // Cinturón de Ada // Medias de encaje de Express // Tacones con plataforma de Nordstrom // Pendientes de Kate Spade NY // Pulseras de Kate Spade NY // Reloj de Daniel Wellington // Funda de iPhone de Marc by Marc Jacobs // Clutch rígido de Calypso



Ahora solo me queda desearos a todos un muy feliz año nuevo, que espero que celebréis junto a vuestras familias y amigos, y que lo paséis como jamás en vuestra vida, ya sea con un vestido nuevo o reinventado, porque eso no es lo importante. Lo verdaderamente importante es con quienes pasamos este precioso momento y que deseemos seguir con ellos por siempre jamás comiendo perdices.

¡Nos leemos en 2015!

Besitos de parte de la chica que está detrás de Breakfast with cupcakes, Paula, que os desea lo mejor de lo mejor y que vuestros sueños se cumplan en el maravilloso 2015 que nos espera.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...