Con la tecnología de Blogger.

14 Planes para San Valentín

¿Buscando el plan perfecto? Tranquilos, todavía estáis a tiempo. En la vida siempre hay miles de planes para hacer, pero todo depende de muchas cosas, como las personas con las que estamos, el clima, el presupuesto... Muchas veces no es fácil encontrar algo ideal, y mucho menos en una fecha tan señalada en la que ponemos muchas esperanzas y expectativas. 

Muchos de vosotros no sabéis qué plan original podéis hacer para que sea diferente y memorable, u otros no sabéis qué le va a gustar a vuestra pareja, y otros simplemente buscáis inspiración. He estado buscando en Pinterest algunos planes alternativos. Claro que nunca se debe despreciar a los clásicos, que por algo son clásicos. Un consejo: no penséis que un clásico es aburrido o decepcionante, porque hay muchas personas que es lo que esperan.

Hoy os traigo algunas ideas para citas de San Valentín. Espero que alguna os resulte interesante.







1- Caza del tesoro

La clásica caza del tesoro, sabéis lo que es, ¿no? Hacéis pequeñas tarjetas personalizadas y en cada una escribís un mensaje diferente. Ponéis las tarjetas en lugares estratégicos donde vaya a pisar vuestra pareja, y le dais instrucciones para seguir hasta la siguiente y hasta, finalmente, encontrar el tesoro. El tesoro puede ser diversas cosas, como vosotros mismos en un lugar, o una cita, o un regalo, etc.




Las tarjetas pueden contener instrucciones claras, adivinanzas, canciones, enigmas... Lo que se os pase por la mente. El juego puede ser en una casa, un edificio, una zona concreta o guiar a vuestra pareja por toda la ciudad incluso. No hay límites, salvo los del sentido común.


2- Juego de la cita misteriosa

Es una especie de mezcla de dos juegos que surgieron de ideas de dos webs y se unieron. Se trata de hacer varios sobres, que serían: CENA, PREMIO, ACTIVIDAD, POSTRE (o lo que se os ocurra), y darle uno a vuestra pareja. El sobre contendría varias imágenes elegidas por vosotros, pero vuestra pareja no sabría exactamente qué significa cada imagen, y debe elegir la que más le parezca. Por ejemplo, en la de CENA podéis haber metido la imagen de un coche, que podría significar cenar algo para llevar dentro del coche en algún paisaje, o la de una silla elegante, que significaría cenar en algún sitio caro.



En la web en la que explican el juego están los sobres descargables y las imágenes, pero podéis hacerlo todo vosotros mismos y que signifique lo que vosotros queráis.

Lo genial de esta cita es que ni vosotros mismos sabréis qué vais a hacer ese día. Divertido, ¿no?


3- Juegos de dormitorio

Quería ponerlo sutil, y no sé si hago el ridículo, pero ya me entendéis. Es un clásico del día. Mientras unos realizan citas inocentes regalando peluches de osos que dicen "i love you", otros prefieren un plan más picante en sus camas (o donde sea, vaya). Pero para no hacer siempre lo mismo, la web que os he enlazado os da 75 diferentes juegos que podéis probar para salir de la rutina. Esta en inglés, eso sí, así que si vais a optar por esta vía será mejor que dediquéis tiempo a traducirlos primero (creo yo que ponerse con el traductor de google en pleno acto podría cortar el rollo).

El juego de la imagen es un juego de tarjetas. En cada una va indicando lo que hay que hacer, pero puede ir desde confesar una fantasía hasta decir lo que más te gusta de esa persona (ya sabéis en qué sentido).




4- ¿Recuerdas cuando...?

Un viaje a través de vuestra relación en sus momentos más significativos. "¿Recuerdas nuestro primer beso?" y le llevas hasta ese lugar de la forma más parecida a cómo fue. Después vais a donde visteis algo que os marcó, o donde dejasteis una pista de vuestro amor (pintada, candado, un árbol...). Y así sucesivamente. Claro que este plan es solo para aquellos que lleven bastante tiempo, o el necesario para tener recuerdos potentes. Si os lo montáis bien, podríais tener un día completo, entretenido y muy emocionante, recordando todos aquellos momentos felices del pasado.




5- Día de spa o masaje

Este plan tiene dos vertientes: ir a un spa juntos, donde os darán todo hecho con los mejores cuidados y la mayor comodidad (sauna, masaje, balneario, tratamientos...); o crear una noche de spa en casa.

Para la segunda opción hay muchos modos de hacerlo. Uno de ellos es crear billetes falsos con cierta cantidad y una carta con diferentes productos y servicios con sus precios. Vuestra pareja canjearía los billetes por los productos o servicios que deseara. En ello estaría incluído: baños, masajes, comida, tratamientos de belleza, etc. Habría que tener preparados muchos productos diferentes, tantos como queráis ofrecer, y aperitivos.




6- Noche de hotel

Llevad a vuestra pareja a una pequeña escapada dentro de vuestra propia ciudad. No sabéis lo mucho que puede cambiar vuestra ciudad tan solo con dejar que os sirvan una noche. Otro lugar, otras vistas, otra cama, diversos servicios... Sería como estar en otro lugar.

Y este plan no tiene por qué ser muy poco original o restrictivo, para nada. Muchas de las ideas que doy en este mismo post se pueden combinar, y podéis hacer muchas cosas. Salid de la rutina por una noche.




7- Picnic dentro de casa

Sabemos que el tiempo no está para historias. Media España está nevada y la otra media se congela igualmente. Así que nada de hogueras en la playa ni de picnic en un prado florido. Sin embargo, hay muchos planes que se pueden trasladar a casa y no lo sabíais. Echadle imaginación.

En este caso hablo del picnic. Yo recuerdo una vez que mi madre me hizo comida de picnic, pusimos una manta en el suelo del salón, pusimos en ella la comida, nos rodeamos de plantas, nos sentamos en cojines y pusimos en la tele una peli en blanco y negro. Es uno de los días de mi vida que mejor recuerdo, y totalmente low cost.




8- Pequeños regalos sin importancia

Se despiertan y vosotros ya le habéis hecho el desayuno especial. Entran en el coche y ya habéis dejado allí una caja de bombones. Llegan al trabajo/clase y allí les habéis dejado flores. Y así sucesivamente hasta completar el día con pequeñas acciones y regalos que, en sí mismos, son algo pequeño, pero todo en conjunto adquiere mucho sentido. Al final del día, vuestra pareja se sentirá muy especial.




9- Un clásico: cena para dos

Una cena siempre triunfa. A todos nos encantan las cenas. Y os diré más: lo importante no es el hecho, sino cómo se haga. Que bien está todo, eso sí, pero también podéis ser más originales. ¿Qué tal una cena de todos los continentes con comida de diversas culturas? Pensadlo. Hay muchas posibilidades. No desechéis ninguna idea porque penséis que está muy vista, ya os lo he dicho antes.




10- Viaje express

Sonará muy típico lo de coger el coche y escaparos un fin de semana, pero es efectivo. Del mismo modo que funciona con la cena, funciona con esto, ya que podéis currároslo mucho de diferentes formas. Siempre habrá sitios donde no habéis estado, con actividades que no habéis hecho y experiencias que no habéis vivido nunca. Nuestro país está lleno de pequeños rinconcitos por descubrir, de lugares con encanto. Puede que lo de hacer una escapada romántica no sea lo más original, pero no vais a ir al mismo sitio, y eso ya es cambiar.




11- Maratón de cine

Hay muchas pelis románticas. Algunas icónicas, como Pretty Woman; otras son grandes clásicos, como Casablanca; otras son relativamente recientes pero muy conocidas, como Historias de San Valentín; y otras muy actuales y novedosas, como El lado bueno de las cosas

De hecho, ni siquiera necesitáis que sean románticas, ¿cierto? ES lo suyo, sí, pero si no os gustan tampoco es un drama. Cada pareja es como es. Lo importante es estar juntos y daros muchos mimos mientras veis las cintas (solo como nota de una comunicadora: cinta significa película, no VHS).




12- Sesión de fotos

Seguro que tenéis muchos selfies, ¿verdad? Y multitud de fotos juntitos de vacaciones, y las típicas fotos de besos, y millones de fotos más. Vamos, que el Facebook harto está de vosotros. Peeeero, ¿alguna vez pensasteis en una sesión profesional para inmortalizar vuestro amor?

Llamad a un fotógrafo profesional y que os haga una sesión. Son cosas que tendréis para siempre, ya sea en marcos, de salvapantallas o en un álbum hecho con scrapbooking.




13- Hecho con vuestras manos

Todos hemos visto películas americanas en las que se regalan tarjetas de San Valentín ("Eres muy chu chu chuli"), pero pocas veces las hemos hecho. Otro plan original para este día es hacer manualidades juntos, entre ellas haceros mutuamente tarjetas de San Valentín. Todo lo que hagáis será para regalaros posteriormente, claro, o para disfrutarlo juntos. He mencionado antes el scrapbooking, y sería una opción. Esto podría manteneros ocupados todo el día y entreteneros mucho. Ni hablamos ya si os sale fatal y os echáis unas risas. Además, todo lo que hagáis os lo podéis guardar para siempre.




14- Ver las estrellas

Es invierno y hace frío. Ver las estrellas es muy romántico y todo eso, pero, a ver... hace mucho frío. Es casi tarea imposible o para valientes. Peeeeero... ¡casi! ¿Por qué no lleváis a vuestra pareja a un planetario? No es muy típico y podréis decirles que les estáis llevando a ver las estrellas, ¡y será verdad! Puede ser muy romántico, como en la película Manhattan, de Woody Allen. Y si en vuestra ciudad no lo hay (aquí no lo hay, creo), id a la más cercana en la que sí haya, no es un gran drama.




Existen muuuuchas opciones, aunque a veces no las veamos o no se nos ocurran a tiempo. Yo he puesto 14 porque es el día de San Valentín pero hay muchos más planes. Imitar las escenas románticas de vuestra películas favoritas, hacer una llamada "caja de cita" con diversos objetos que vuestra pareja vaya descubriendo y podáis ir usando, utilizar los cupones de descuento que ofrecen muchas plataformas para realizar diversas actividades por la ciudad (conciertos, cenas, packs románticos...), etc. Hay todo un mundo de posibilidades ahí fuera.

¡Ah! Y si os quedáis sin ideas siempre podéis hacer como yo para buscar inspiración: Pinterest.

¡Suerte en vuestro día!