jueves, 30 de julio de 2015

7 ridículamente pequeños cambios para una vida más saludable



Cuando se habla de cambiar la alimentación inmediatamente se nos viene a la cabeza otra horrible dieta llena de restricciones y que sabemos que vamos a dejar en pocos días. Sin embargo, a veces mejorar la alimentación no consiste en un gran cambio drástico, sino en pequeños cambios y sustituciones de alimentos que no nos cuestan nada.

Hoy os doy esos pequeños consejos que pueden ayudar a mejorar nuestra alimentación sin apenas esfuerzo ni cambio decisivo en nuestra dieta. Y es que hay ciertos alimentos nocivos que comemos cada día y que tienen alternativas más simples de lo que pensamos.


1- Cambia el azúcar blanco por el azúcar moreno

Simple, ¿no? ¿Qué nos cuesta coger el paquete de azúcar moreno en vez de el blanco en el súper? Nada. ¿Y qué ganamos? Mucho.

Veréis, es muy simple, el azúcar sale de la caña, eso lo sabemos, y la caña es de color marrón. El azúcar, por naturaleza, es marrón, es decir, moreno. Esto quiere decir que, para que el azúcar sea blanco, el producto pasa por una serie de tratamientos muy poco saludables. ¿Os imagináis que os dan puré de plátano y es de color rojo? Supongo que os preguntaríais qué lleva. Pues con el azúcar blanco es lo mismo. De hecho, en algunos países está prohibido.

Y la razón por la cual no cambiamos el azúcar por un edulcorante, es, básicamente, que éste es aún peor. Es todo químico. Nuestro organismo funciona mejor si le damos cosas naturales, y en cuanto al azúcar lo más natural que hay es el azúcar moreno.


2- Cambia la leche entera o semi por desnatada sin lactosa

No sé si habéis oído hablar del debate de si deberíamos seguir tomando leche y la respuesta es no. Pero no voy a entrar en el tema, simplemente decir que la leche desnatada sin lactosa es mucho más ligera, nuestro organismo es capaz de digerirla mejor y tiene muchísimas menos grasas y calorías que las otras leches.


3- Cambia los snacks por frutas pequeñas o troceadas

Todos tenemos esos momentos en los que necesitamos algo para picar. Ya sea mientras trabajamos, vemos la tele, estudiamos... Y muchas de esas ocasiones son las causantes de nuestra mala dieta. Es muy difícil dejar este "vicio", que pueden ser palomitas, patatas, gaminolas..., no porque necesitemos ese aporte calórico, sino porque ya tenemos la manía adquirida de comer mientras realizamos ciertas actividades.

Por eso la mejor idea no es privarse y obligarse a no consumir dichos snacks sino cambiar esa manía. Lo ideal son frutas pequeñas, como las uvas o las fresas, que se puedan ir cogiendo y llevando a la boca, o pedazos de fruta que vengan ya partidas. Esto es porque muchas veces comemos cosas poco sanas solo por no partir la fruta. En el Carrefour Express, por ejemplo, venden tarrinas de piña troceada por un euro. Podréis no quitaros la manía (nadie lo hace), pero podéis cambiar lo que os lleváis a la boca.


4- Cambia los alimentos precocinados por el gazpacho envasado

Todos hemos pasado por esta situación. Estamos muy cansados para cocinar, no tenemos tiempo o no tenemos ganas, y tiramos de esas comidas precocinadas, congelados para hacer en pocos minutos o comida rápida. Muchas de esas veces es porque, simple y llanamente, nos da la gana. Pero otras, aunque nos gustaría comer mejor, no podemos hacerlo de otra manera. 

Bien pues hay una solución muy sana y mucho más rápida: el gazpacho envasado. Abrís el envase, echáis el gazpacho en el plato y ya está, nada más. Y es un alimento totalmente natural. Vale, no es el hecho en casa, pero es mejor que muchas otras cosas.


5- Cambia los refrescos por zumos

Es verano, hace calor y salimos a las terrazas. Lo más natural es pedir un refresco. Pero los refrescos, sobre todo nuestra amada Coca-Cola, tiene una gran cantidad de azúcar muy nociva para el organismo. Ya sabéis lo que dicen, uno al año no hace daño, pero cuando te pasas los días a refrescos... te pasa factura (una factura que no queréis pagar, en serio). Eso por no hablar de la cantidad de gases que tienen.

Pero hay una alternativa mucho más sana y natural: los zumos. Nos los sirven frescos, recién hechos (en los mejores casos) y están deliciosos.  Vuestro cuerpo lo notará.


6- Cambia el café por infusiones y té

Hay infusiones y tés de todo tipo y de todos los sabores posibles. No voy a decir nada malo del café, porque creo que es la razón de vivir de muchas personas (me incluyo), pero cuando se trata de mejorar la alimentación sí que hay que dar el salto a las infusiones, que son mucho más sanas y depurativas. Además, tienen muchísimas propiedades para diferentes males que van mucho más allá que la necesidad de cafeína.


7- Cambia el pan por pan integral

Bueno... más bien... "cambia todo por su versión integral si la hay" sería mejor, pero me centraré en el pan. El pan integral, ya sea de barra o de molde, tiene muchos más beneficios que el normal, ya que posee más cereales y fibra, que ayuda a regular nuestro organismo. Además, ¡está muy rico! una vez que empiezas a comer pan integral ya no quieres dejarlo.



martes, 28 de julio de 2015

Winter & spring snapshots

Debería haber sido a principios de primavera cuando debía haber publicado mi entrada snaps de invierno, y debería haber sido a principios de verano la publicación de este recopilatorio de snaps de las dos estaciones pasadas. La falta de tiempo y la prisa por incluir temas mejores es lo que tienen.

Este es el resumen de los mejores momentos insta y no tan insta de mi vida en invierno y primavera, dividido en tres (sí, he cambiado el modo de hacerlo para que sea más fácil).


  • Enero & febrero
En estos meses quedaba poco que mostrar, ya que dediqué dos entradas especiales a las fotos de IG, una de los momentos de Navidad y otra del reto #FebruaryPhotoChallenge.

Empecé el año de forma muy sana, saliendo a hacer running con mi nuevo conjunto, bebiendo batidos verdes y saliendo a caminar los domingos con mi madre. También volvieron las clases tras la pausa navideña y, con ellas, trabajo y quedadas en las cafeterías. ¿Y veis la el selfie en el ascensor? Fue mi primer día en la calle después de estar recluída en casa, enfermita (se me nota en la cara).

  • Marzo & abril
Se empezó a notar la llegada de la primavera y del buen tiempo. Estuve en Lisboa, dos veces, y la última de ellas terminamos el viaje en Santiago de Compostela. Fueron las vacaciones de Semana Santa y el Día de Castilla y León (para celebrarlo me puse a corretear por el prado de nuestra hermosa comunidad).




  • Abril & mayo & junio
Casi sabor a verano. Compré flores para mi ventana, me harté a cerezas y empezaron la salidas nocturnas a las terracitas con el buen tiempo. Como hechos remarcables, fue el Día del Libro, me cogieron en las prácticas del periódico y conseguí hacerme unas ondas imperfectas en el cabello (sí, con Tresemmé).

Instagram: @PaulaCupcakes

domingo, 26 de julio de 2015

Top 5 de la semana

Soy un desastre. Esa es la conclusión a la que he llegado esta semana. Pese a dejar cosas muy remarcables y emocionantes para contar, esta semana me ha dejado con ese amargo sabor de boca. Ahora más que nunca soy consciente de que tengo que darle a mi botón de "reset" y volver a mi buena alimentación a mi organización de serie. Que no digo que ahora sea desorganizada y que coma mal, pero es que el verano me deja a cero. Trabajo por las mañanas a tope y por las tardes estoy anulada, y no puede ser.

Esta semana he conocido a más chicas en las prácticas y estoy muy contenta porque ya no me siento en un rincón en las ruedas de prensa (es super awkward estar rodeada de periodistas que te doblan la edad). Por otro lado, odio tanto el calor que en verano dejo aparcado el running, y como mi bici está averiada tampoco puedo salir con ella. Sé que no tengo excusa para no hacer fitness o yoga, pero... buf. El caso es que ahora por culpa de eso tengo agujetas por algo tan tonto como pasarme la tarde subiendo y bajando de la silla mientras hacía limpieza del armario (y no sabéis lo que ha salido de ahí...).

Hay otra cosilla que os contaría, pero... me la voy a reservar. Me ha fascinado tanto algo que nos sucedió ayer a Montse y a mí que ambas queremos dedicarle una entrada. Así que os dejo con mi top 5 de esta semana.


1- Infografía: los 100 vestidos de novia más icónicos de todos los tiempos

¡Me encantan los vestidos de novia! Y las infografías creativas. Salta a la vista. Esta corre a cargo del Huffington Post. Entre los 100 vestidos se incluyen cantantes , actrices, reinas y princesas, entre ellas Leticia. 



Todos nos hemos hecho eco de la noticia de internet del momento en la red, la "confusión" en Twitter entre Nicky Minaj, a quien le dio una pataleta por no estar nominada a la categoría Mejor Vídeo en los MTV VMAs 2015, y Taylor Swift, que se sintió aludida por su comentario, al sí haber sido nominada. A la trifulca se terminó sumando Katy Perry, echando leña al fuego por el comentario de Taylor, y, más tarde, Kim Kardashian, que parecía o fingía estar un poco confundida desde Europa.

Otros artistas quisieron sacar su lado más gracioso, como Bruno Mars, quien tuiteó bromeando con Ed Sheeran sobre el tema, o el cast de Breaking Bad.

La revista SModa nos hace una guía resumen bien explicada para no perdernos nada del lío.



3- 15 cosas que no sabías de Clueless

Clueless cumple 20 años. Una de las más míticas pelis adolescentes de estilo y moda celebra su aniversario y en la revista Cinemanía nos cuentan 15 cositas que no sabíamos de cómo se hizo. La verdad que es una peli que ha envejecido muy bien, yo la vi por primera vez hace relativamente poco y me encantó.



4- Las princesas Disney en poses Kardashian

¿Qué tienen que ver las dulces princesas Disney con las hermanas Kardashian? Absolutamente nada. Pero estos dibujos de las princesas imitando las poses de las selfies de las chicas del clan K parecen increíblemente realistas. 



5- Vous êtes formidables

¿Un vídeo de animales? Sí, por favor. Más si nos recuerda que aún queda amor en la humanidad. Un tierno vídeo de personas ayudando a animalitos necesitados. Era necesario.




jueves, 23 de julio de 2015

Cómo sacar mejores fotos con iPhone



Vivimos en el tiempo de Instagram, Twitter, Facebook y otras tantas redes sociales. Nos hemos acostumbrado a capturar momentos y compartirlos al instante con quien queremos, y eso es genial. Para eso utilizamos nuestros móviles, que cada vez son más inteligentes que nosotros. Pero la verdad es que muchos no saben sacarle partido a sus dispositivos. Sí, todos sabemos darle al botón y mirar por la pantalla, pero hay un mundo más más allá.

A mí me encanta Instagram y me encanta que mis fotos con mi iPhone (5c) sean las mejores posibles. Por eso he ido aprendiendo, a base de informarme y de ensayo y error, cómo podía ir mejorando con ese aparatito que yo pensaba que tenía dominado hasta que e di cuenta que había muchas opciones que ignoraba por completo.

Hoy os voy a dar unos consejos que he aprendido por mí misma para que vosotros también podáis ser unos auténticos profesionales de la cámara Apple.

Pero antes de nada os voy a dar un aviso. Todos pensamos que si compramos el último modelo de iPhone del mercado sacaremos mejores fotos. Claro, los dispositivos se mejoran día a día y cada modelo ofrece opciones y capacidades mejores que el anterior. Eso es verdad. Que un mejor equipo no te hace un mejor fotógrafo. Si no controláis la cámara de vuestro iPhone, no vais a mejorar con la del modelo superior. Es una cuestión de técnica y de saber apreciar la belleza y lograr capturarla del mejor modo posible.


1- Utiliza la cámara integrada

Ni la de IG ni la de cualquier otra app, por mucho que prometa. El iPhone está diseñado para ser empleado con su cámara y las fotos son mejores con ella. Podéis hacer la prueba. La cámara del iPhone tiene unas opciones avanzadas que no poseen las cámaras de otras apps y mucho menos la de IG.





2- Usa la cuadrícula

¿Habéis oído hablar de la regla de los 3 ejes? Bueno, no me voy a alargar y daros una lección de fotografía, pero resumiré explicando que la composición de las imágenes mejora en ciertos puntos o ejes. La cuadrícula os ayuda a que los objetos que queréis sacar estén en el mejor lugar posible para una composición más bonita. Además, ayuda mucho en el orden y en la rectitud, y evita que nos ladeemos al sacar la foto.

Ajustes > Fotos y cámara > Cámara > Cuadrícula


3- Investiga las opciones

Sé que suena muy a manual, pero es muy necesario. La cámara del iPhone no es una reflex, no tenéis que aprender muchos conceptos y opciones disponibles. Para otros en vez de sonar a manual va a sonar a clase de párbulos, pero no por saber para qué es cada botón significa que le sacas todo el partido. Mirad en las opciones de la cámara, los distintos tipos de formatos y para qué sirven, los filtros, en ajustes... Y tocad sin miedo.


4- Para mejores selfies, usa el temporizador

Hay veces que la mano no nos llega al botón y, haciendo el mayor esfuerzo de nuestra vida, lo más que conseguimos es una foto borrosa y descuadrada. Lo mejor es utilizar el temporizador a 3 segundos. Apretáis el botón, os colocáis y esperáis un pelín. Foto sin descuadres ni borrosa y sin tener que llegar al botón.

También es genial para que no salgan nuestros brazos en el selfie y nuestra postura sea más tranquila y relajada.





5- Controla desde dónde pulsas

No solo podéis sacar fotos pulsando el botón de la cámara en la pantalla, sino también pulsando los botones de volumen. Dependiendo de qué tipo de foto queráis sacar, de cómo queráis tener los brazos colocados, os será más útil pulsar uno u otro.


6- Para aún mejores selfies, los auriculares

Muchos ya sabríais lo de los botones de volumen. Pensaréis que os lo cuento como si fuerais niños de colegio, pero lo cierto es que (vergüenza sobre mí) me enteré de todo esto hace muuuuy poco, más de un año después de tener el iPhone y chulear de utilizar genial su cámara. (sí, ¡Já!). Bien, pues en los auriculares también hay botones de volumen, en los de Apple, claro, los que vienen de serie con el iPhone. Podéis sacar fotos pulsando esos botones sin necesidad de alargar la mano hasta el obturador. Un inventazo, sobre topo para selfies en grupo donde nadie tiene palo.


7- Para niños, deportes y mascotas, dispara en serie

Podéis probar a darle muy rápido y seguido al obturador de la pantalla, no pasa nada, pero si mantenéis el dedo pulsando el botón de volumen el disparador funcionará sin parar (en serio, sin parar). Esto es la mejor idea cuando no hay tiempo de conseguir la foto perfecta.


8- Explora con la luz y el enfoque

El iPhone, por defecto, tiene auto foco, es decir, que enfoca solo cuando vas a sacar una foto, intuyendo aquello que vas a fotografiar. Pero jamás le dejéis hacer eso. Tocad aquello que queráis fotografiar, no solo para que lo enfoque, sino para que adapte la luz. Esta opción es lo más parecido a una cámara reflex, ya que eliges qué cantidad de luz entra y qué quieres enfocar.

Pero dad un paso más allá. Si vais a sacar a vuestra primita lo normal es que pinchéis en su cara y todo bien, pero probad a pinchar en todas partes para percibir cómo varía la luz y qué diferencias hay. A veces una foto especial se encuentra en esos pequeños cambios. Una luz diferente, otro ángulo, otro enfoque... ¡Jugad! Aprenderéis mucho y sacaréis fotos más bonitas.


9- Fija el enfoque

Ya sabéis lo que pinchar en la pantalla, la gran mayoría de vosotros no porque os lo haya dicho yo, pero esta es una opción especial. Una de esas cosillas sutiles que tiene Apple que tienes que descubrir porque no se ven tan fácilmente. Pulsando unos segunditos con el dedo en la pantalla, después de que os halla aparecido el cuadradito del enfoque, os aparecerá un cuadradito amarillo con un solito encima. Bien, pues ahí tenéis el enfoque fijo. Podéis mover el dispositivo todo lo que queráis, que no enfocará otra cosa.

Es muy útil para conseguir fotos macro, con desenfoque a propósito o mejores fotos sin tener que estar tocando la pantalla cada poco porque el señor iPhone ha considerado que buscabas otra cosa.


10- Investiga trucos curiosos

¿Conocéis el truco de la lente de láser? No os voy a revelar nada, solo quiero que lo busquéis en Google. Internet alberga muchos fotógrafos e inventores curiosos que se dedican a probar cosillas que mejoran las capacidades de los dispositivos. La cámara del iPhone es una de ellas y en la red existen muchos trucos curiosos, totalmente DIY y low cost que podéis probar ya mismo.


11- Evita el flash

El flash es bueno o malo según las circunstancias, pero el del iPhone es pésimo. Tiene poco alcance y estropea la poca luz que el móvil pueda conseguir. A no ser que sea la única buena fuente de luz con la que podáis sacar una foto, intentad no usarlo. Buscad otras fuentes de iluminación artificial. Lo que sea por una buena foto.


12- Utiliza luz natural

Las fotografías no son nada más que luz. Parece que un móvil solo es para sacar unas fotos improvisadas de nada pero hoy en día para muchos se ha convertido en la cámara del hogar y hay que tomárselo en serio. Pese a que el iPhone saca buenas fotos, no tiene muy buena calidad porque no recoge mucha luz. Si queréis evitar imágenes con ruido o granulado, hacedme caso en esto.

No hay nada mejor que la luz natural. Todas esas fotos que veis a bloggers famosas están hechas con luz natural, ya sean con reflex o teléfono. Las mejores fotos se hacen de día y, a ser posible, por la mañana. Evitad las fotos hechas en interior y con luz de bombilla. A no ser que tengáis un estudio fotográfico en casa, claro.





13- HDR cuando sea necesario

HDR = High Dynamic Range = Alto Rango Dinámico

Es una manera de procesar las imágenes para que haya un mejor rango dinámico entre las zonas oscuras y las zonas claras. ¿No os ha pasado nunca que veis un cielo precioso y, por ejemplo, un castillo precioso y lo queréis fotografiar todo? ¿Y entonces vais a sacar la foto y enfocáis el castillo y sale iluminado, pero el cielo sale muy oscuro? ¿Y entonces enfocáis el cielo y sale un cielo fabuloso y un castillo oscurísimo? ¿Y entonces intentáis arreglar la imagen en edición y sale algo bien y lo otro muy iluminado? Vale, pues el equilibrio de luminancia que se emplea para conseguir que esa imagen quede bien es el HDR.

Todos lo conocéis porque crea imágenes muy potentes, sobre todo en paisajes, y muy contratadas, con mucho colorido. Sabéis ya de lo que hablo, ¿verdad?

Bien, pues el iPhone puede hacerlo él solito. Utilizadlo solo cuando tengáis estos problemas de luminancia, no a la ligera. Las imágenes con HDR pueden ser muy bonitas o muy, muy cargantes.


14- Limpia la lente cada poco

Cuando noto que mis fotos salen más borrosas de lo habitual, lo cual crea sutiles diferencias en la luz que pueden destrozar la edición posterior, siempre sé por qué es: la lente esta sucia. Acordaos de limpiarla de vez en cuando, pasando un trapito especial para lentes o una gamuza de las gafas si no tenéis.


15- Evita el zoom

Tampoco os voy a dar una clase magistral sobre el funcionamiento de la fotografía digital y de lo que ocurre al hacer zoom con los píxels. En resumen os diré que el zoom estropea mucho la imagen digital, restando calidad. Intentad acercaos todo lo posible a lo que queráis sacar, aunque seáis intrusivos. Si está verdaderamente lejos, usadlo, no hay más remedio. Pero si es por recortar algo del escenario, mejor sacar la foto completa y ya recortaréis luego con la herramienta de edición. El resultado será mejor.


16- Sé un fotógrafo

Este es el consejo más importante, aunque os vaya a parecer que no. Sed fotógrafos. No os hace falta llevar al cuello una reflex para hacer fotos artísticas y espectaculares. La cámara no hace al fotógrafo, sino su capacidad de capturar la belleza a cada instante, tenga lo que tenga. No reservéis el móvil para vuestros primos pequeños ni para los selfies de fiesta. Los desarrolladores investigan muchísimo para darnos cada día más calidad en las cámaras de los móviles y lo menos que podemos es sacarle partido y dar lo mejor de nosotros para tener recuerdos irrepetibles.

Moveos, buscad nuevos ángulos, posiciones, haced muchas fotos, aprended los controles, buscad trucos, jugad con la luz. No os quedéis quietos con el móvil en la mano como setas. La foto perfecta está en alguna parte, pera a veces es un poquito más a la derecha



martes, 21 de julio de 2015

Chic in the garden (OOTD)




La elegancia es saber vestir adecuadamente para cada ocasión. No es más elegante quien va con un vestido de gala a la playa, sino quien escoge un pareo con estilo y sabe combinarlo sabiamente con sus complementos de forma práctica. Lo mismo ocurre para un día caloroso en nuestro jardín.

Yo soy una enamorada de pasar mañanas o tardes enteras en el jardín de mi casa de vacaciones del pueblo. Nosotros vivimos en la ciudad, por lo que no tenemos ni animales ni huerto, solo una casita a la que vamos algunos fines de semana y las vacaciones de verano, momento perfecto para sacar la tumbona al jardín y leer bajo la sombra de los ciruelos japoneses y el sonido de los pajaritos.

Para estas situaciones me gusta ir cómoda, fresquita, pero también chic. No porque tenga un vecino guapo, sino porque, simple y sencillamente, me gusta. Me hace sentirme bien conmigo misma. No encuentro nada de agradable en salir al jardín en ropa de andar por casa, sinceramente.






Me encanta el relax, el silencio... No sé si es porque soy hija única y nunca he tenido que soportar hermanos pequeños que chillen, o porque siempre he sido muy tímida e intentaba hacer el menor ruido posible. El caso es que la tranquilidad es algo a lo que no me gusta renunciar. En mi caso no es postureo, es la simple verdad. Por eso en el jardín me encanta hacer cosas tan simples como leer, escribir (ya sabéis que escribo, es mi trabajo), descansar, u ojear las revistas.

En las fotos no sé qué se apreciará, pero no es un gran jardín. Al fin y al cabo, es un pueblo de León. Pero yo soy de los que opinan que hay que aprender a ser feliz con lo que uno tiene. Si viviéramos allí quizá cumpliría mi sueño de tener un perro grande, una piscina que no fuera desmontable y unos muebles de jardín que no fueran de quita y pon. Pero, puesto que no es así, aprovecho lo que tengo y soy la mar de feliz y agradecida por, al menos, poder disfrutar de una sombra y una pequeña porción de hierba fresca enteramente míos.





El vestido que llevo es de la temporada pasada de Zara, cuando hubo un boom con el estampado de piñas y tropical. Es de tablas, de tela un poco rígida, bastante entallado en el pecho, pero muy, muy cómodo y fresco. Me encanta el print porque mezcla las piñas con las rayas rosas y eso es perfecto. La espalda es cruzada y tiene un plus de vuelo en la falda. Y el sombrero lo compré en 2011 en un viaje a Tenerife en uno de esos puestos de las playas. Tiene un lazo rosa y me enamora cada vez que lo veo en mi armario. Iba estupendo para protegerme del sol con mi vestido.









Acompañé el vestido con mis chanclas rosas de lazo de Oysho, para las zonas más difíciles del jardín. Normalmente voy descalza, pero hay zonas muy secas o con plantas nacientes.





Setas en el árbol del jardín

Vestido / Dress: Zara
Sombrero / Hat: De Tenerife / From Terife
Chanclas / Flipflops: Oysho

domingo, 19 de julio de 2015

Top 5 de la semana

No es nada personal, pero ahora mismo preferiría seguir estando tumbada en la tumbona del jardín bajo la sombra de los árboles. Sí... Eso es vida... Es lo que suelo hacer las mañanas de verano que paso en el pueblo. Este año, como no tengo vacaciones, solo puedo pasar fines de semana y eso es lo que he hecho este, y ha sido corto pero maravilloso (y he agradecido mucho el hecho de viajar con una maletita pequeña con cuatro cosas esenciales).



Esta semana terminó mi primer sorteo del blog (Yay!) y la ganadora ha sido Alicia Benavente. La experiencia ha sido mejor de lo que esperaba y quiero repetir en cuanto me sea posible. No solo porque he conocido o más blogueras geniales sino porque me ha encantado la sensación de sortear algo mío y que haya alguien a quien le interese ganarlo (¿Debería plantearme hacer una línea de carcasas?).

Por otro lado, mi semana ha estado movidita, pero eso me gusta. Me encanta estar activa y ocupada porque eso me hace sentir útil y con ganas de hacer más proyectos. Mis prácticas me encantan y mi jefe es un encanto, así que, ¿qué más puedo pedir?

Os dejo con mi top 5 de esta semana.


1- Mapa interactivo de Spotify

¿No os habéis preguntado cuál sería la playlist de vuestra ciudad? Todos conocemos las famosas listas de éxitos, pero realmente representan a muy pocos, ya que es lo más escuchado a rasgos generales de todo el territorio nacional. Pero ahora es posible saber exactamente qué es escucha en cada sitio gracias a Spotify y su mapa interactivo.

Se puede pinchar en cualquier ciudad del mundo y aparece una playlist de las canciones más escuchadas en ese lugar, y pocas veces coincide con la lista de éxitos (al menos en Salamanca). En resumen, lo que ha revelado este mapa es que al mundo le gusta mucho el hip hop y los artistas locales, aunque pensemos lo contrario.





Llevo siguiendo este revista por redes sociales mucho tiempo, pero realmente nunca la había comprado hasta ahora y... ¡me encanta! Tienen un gusto excelente para elegir prendas y accesorios y los artículos son muy interesantes. Tengo que decir que no es una revista de moda que le vaya a gustar a cualquiera. Es bastante madura y de gusto elegante, con prendas de alta costura y artículos extensos sobre temas a veces quizá demasiado intelectuales. Quiero decir que no es para lectoras de la Cosmpolitan o la Cuore Stilo (aunque yo las leo todas, eh), sino más del estilo Vogue y Glamour. A mí me tiene encantada, yo la recomiendo.

Portada de este mes


SModa publicó este artículo tan interesante sobre el street style y las it girls que se hicieron famosas a través de internet por ser fotografiadas por grandes fotógrafos de moda. Parece ser que esto está a punto de pasar a la historia, pues ya no hay it girls especiales y fantásticas, solo chicas haciendo lo mismo que otras chicas hicieron antes, es decir, vestirse con sus galas más llamativas, pasearse por la NYFW y esperar a ser fotografiadas y colgadas en un blog. Ha llegado un momento en que lo importante de las semanas de la moda ya no son los desfiles, sino sus asistentes o las chicas que se pasean por ahí con sus Chanel. Os recomiendo leerlo si os interesa el tema.



4- Mi semana con Marilyn

Cuando salió está película, protegonizada por actorazos como Eddie Redmayne, Michelle Williams, o Emma Watson, me quedé con muchísimas ganas de verla. Y desde poco después lleva descansando en mi pc, esperando a ser vista. Bueno, pues esta semana me decidí a ver al fin, y no me arrepiento de nada. ¡Me encantó! No solo porque tiene ese aire inglés con todos esos actorazos brittish que me encantan, sino porque muestra a una Marilyn que pocos conocían, que no era lo que aparentaba frente a las cámaras, y cómo cambiaba de una a otra y eso afectaba a los de su alrededor de forma brutal. Pero lo mejor de la historia es que es una historia real.



5- Flamenco hinchable sujeta vasos

Es un flamenco. Hinchable. Que sujeta vasos. En la piscina. Lo necesito. Ya. ¿Teniendo eso qué más le puedes pedir a la vida?



Hasta aquí mi top 5 de esta semana. ¿qué tal la vuestra? Yo os dejo para irme a tomar un helado.

viernes, 17 de julio de 2015

Botas y caballos (OOTD)

¿Sabéis cuál es mi animal favorito? El caballo. Me parecen preciosos, elegantes, animales cariñosos y entregados con sus dueños, siempre y cuando estén bien cuidados y provistos de zanahorias. Algunas personas solo han visto caballos de lejos, en alguna finca, o solo los han montado. Pero cuando te acercas a ellos, sin estribos ni riendas, te sorprendes de lo mimosos que son y lo intensa que es su mirada.

Si me seguíais hace un año, ya sabéis que Miguel tiene una finca con caballos y que vamos algunas veces a visitarles. El domingo pasado fuimos porque quería conocer a la nueva potrita de 2 meses y les llevé una caja de azucarillos. A los caballos les encaaantan los azucarillos. Excepto si hay alfalfa.

Os enseño algunas fotos de estos pequeñines no tan pequeños.












Aproveché el día para hacer una pequeña sesión y mostraros cómo voy vestida un día de campo en verano. Un día de los que no vamos a montar, claro, porque eso hay que hacerlo con pantalón largo y botas altas. Además de las prendas, que os cuento más abajo, llevaba mis gafas de sol y mi reloj nuevos, ambos de Parfois. Desde que lo han puesto en Salamanca me tienen que hacer VIP.










El outfit es bastante simple, porque lo importante es estar fresquito y cómodo (sobre todo lo primero). Se compone de shorts vaqueros, cinturón marrón, camisa a cuadros remangada y botas de goma. Sé que son botas de agua, pero son muy útiles para estas cosas también, ya que en la finca hay barro, paja y... ya sabéis, popó de caballito. En el cabello llevé una coleta (cola de caballo jiji), poque era lo más cómodo con este calor.






El look tiene un aire vaquero o de cowboy, porque me gusta divertirme al elegir los estilismos para las ocasiones especiales. Podría haber llevado camiseta, pero eso no habría quedado tan bien.








¿Habéis visto al perrito que sale en la foto? Es Chuspi y es amor.



De vuelta de la finca nos topamos con un enorme y precioso campo de girasoles, y no pude evitar bajarme del coche y sacarme agunas fotos. ¡Me encantan!













Camisa a cuadros / Plaid shirt: Stradivarius
Shorts vaqueros / Denim shorts: Zara
Cinturón / Belt: Stradivarius
Gafas de sol / Sunglasses: Parfois
Reloj / Watch: Parfois
Botas / Boots: Igor Shoes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...