jueves, 20 de agosto de 2015

Receta: Empanada de atún y pisto




Me encanta la empanada. En serio. Yo soy la tonta de las empanadas. La historia de hacerla yo misma empezó cuando probé una empanada casera riquísima en un café. Al día siguiente tenía un mono enorme de empanada casera. Irrefrenable. Así que saqué el delantal, compré los ingredientes y me puse manos a la obra. La primera no salió muy bien, pero no me rendí. Seguí buscando recetas hasta que dí con la ideal y fue... absolutamente maravilloso. Todo el mundo alabó mi empanada y era lo más rico que había hecho en siglos. Y lo digo sin ser una persona que suela alabar su propia comida.

Os puedo prometer que con esta receta seréis los reyes de la mesa. Así que apuntad.


Ingredientes:
-Masa de hojaldre congelada
-1 pimiento verde italiano
-1 pimiento rojo
-1 cebolla grande o 3 pequeñas (al gusto)
-3 dientes de ajo
-4 latas de atún
-2 tomates grandes maduros
-1 cucharadita de pimentón
-Medio vaso de aceite de girasol
-Sal
-Pimienta negra molida





Preparación:

Primer paso: Pelamos y troceamos la cebolla (¡cuidado, que hace llorar de verdad!), los pimientos y el ajo en láminas. A mí me gusta irlo reservando en platos hondos y echarlo a la vez.

Segundo paso: En una sartén mediana-grande echamos el aceite y sofreímos las verduras añadiendo media cucharada de sal. Dejamos pochar a fuego lento. Esto puede durar un tiempo largo, depende, tened paciencia y removed de vez en cuando. 

Tercer paso: Mientras todo se hace, pelamos y troceamos los tomates, quitándoles las pepitas. Los reservamos después.

Cuarto paso: Cuando las verduras estén pochadas, añadimos el pimentón y removemos. Después es el momento de añadir el tomate. Removemos de nuevo y lo dejamos hacerse 5 minutos más.

Quinto paso: Mientras esto está haciéndose, escurrimos el atún en un colador. Después lo añadimos al sofrito y removemos. Por último echamos la pimienta al gusto y probamos para ver cómo está de sal. Si hace falta echamos más.

Sexto paso: Colocamos un colador sobre un bol grande y echamos ahí el sofrito, para que suelte todo el aceite, que será bastante. Pero no tiréis aún el aceite, que después lo utilizaremos. Dejamos enfriar el relleno ahí.

Séptimo paso: Extendemos la mezcla en la lámina de hojaldre, que ya debe estar descongelada (no lo he mencionado, pero, por si acaso no lo sabéis, el hojaldre se descongela a temperatura ambiente dejándolo media hora en la encimera, más o menos). Al extenderlo, aseguraos de que dejáis al menos 2 centímetros de masa libre en los bordes, para la unión con la lámina superior. Hay que echar todo el relleno para que sea jugosa y bien contundente.

Octavo paso: Tapamos con la otra lámina y presionamos en los bordes para sellarla, con ayuda de un tenedor si es necesario. Con un pincel, untamos la superficie con el aceite sobrante de haber escurrido. Después, hacemos un volcán en el medio. Un volcán es un pequeño agujero en el centro de la empanada que ayuda a hacerla bien en el horneado. Es como el agujero de respiración de una ballena.

Noveno paso: Horneamos a 180ºC durante 20 o 30 minutos. Observad cómo se va haciendo y pinchadla antes de sacarla para ver si está bien hecha.

¡Et voilá! Una rica y fácil empanada, perfecta para comer o para llevar a eventos.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...