Con la tecnología de Blogger.

Mis productos favoritos

Muy pocas veces he hecho una entrada sobre cosméticos y nunca sobre los que más me gustan. Sí que he mencionado alguna vez algún producto que suelo usar o que me gusta, pero no en un post específico sobre ello. Veo que muchos bloggers suelen hacer entradas con productos acabados, hablando sobre cómo les ha ido y si volverían a repetir. Yo no voy a hacer eso, aunque lo encuentro tremendamente útil, sino una breve recomendación de productos que he utilizo en mi día a día y que me encantan.

Tristemente, ninguna de estas marcas me paga por publicidad, pero creo que todos vivimos en una búsqueda constante de esos cosméticos perfectos que nos vayan bien, siempre adquiriendo nuevos productos y siendo pruebas vivientes del ensayo y error. Por eso es altamente gratificante cuando alguien te recomienda algo que realmente funciona. Es como si te diera una solución mágica a uno de tus millones de problemas.

En este sentido nunca me suelo fiar de las revistas. Pese a que en varias ocasiones he seguido sus consejos de compras de belleza y ha funcionado, generalmente me tira para atrás el pensar que solo sacan esos productos porque la marca les paga. Por eso adoro que personas reales no influenciadas por la publicidad me hagan recomendaciones que han funcionado para ellos y que, por lo tanto, podrían funcionar para mí.

Hoy os enseño algunos de mis productos favoritos, esos que utilizo habitualmente y que suelo repetir en mis compras cada vez que se acaban. Entre ellos hay de todo tipo de precios y gamas, además de diversos usos. Espero que os sirvan a vosotros tan bien como a mí.



Para el cabello

1- Elixir Ultime de Kérastase

Este aceite sublimador del cabello fue un game changer para mí. Lo probé cuando estaba en Riviera Maya y mi pelo estaba especialmente estropajoso. Enseguida me lo alisó, lo hizo más suave y permitió que las púas de mi peine pudieran penetrar a través de la maraña. Después de aquello me regalaron la edición limitada By Jade Jagger y lo uso siempre que puedo, normalmente después de secarme el pelo. Huele genial, es agradable al tacto y su efecto se nota muchísimo.

Podría decirse que Kérastase es la gama alta de L'Oreal y solo se vende en peluquerías o tiendas especializadas. Es decir, en tiendas multimarca como Bodybell no.





2- Champú Seco de Gliss (Schwarzkopf)

Fue el primer champú en seco que probé y, desde entonces, decidí quedarme con él para siempre. Imagino que habrá champús en seco de más calidad pero Gliss me aporta TODO lo que necesito. Es anti-grasa durante 24 horas (¡comprobado!) y aporta volumen. Yo lo utilizo cuando entro a trabajar pronto, la noche anterior no he podido lavarme el pelo y no me da tiempo por la mañana. Entonces en 10 minutos tengo el pelo limpísimo y con un olor como si acabara de salir de la peluquería. No recomiendo usarlo más de un día seguido. No lo he probado, pero yo solo lo reservaría para una ocasión de emergencia y ya.

A diferencia de otros champús secos que hay en el mercado, este no deja el pelo blanco después de la aplicación.





3- Mousse Ondas Suaves de la gama Ondas (im)perfectas de TRESemmé

No sabéis el tiempo que llevaba buscando un producto que me ayudara a hacerme ondas suaves en el pelo de forma sencilla. Mi pelo es naturalmente liso y le cuesta mucho adquirir ondas suaves si no es de manos de un profesional. Cuando salió esta gama era un poco escéptica, ya que todo lo probado anteriormente fallaba estrepitosamente, pero fue probarlo y abrirse un mundo para mí. ¡Funciona! REALLY. No es el proceso taaan sencillo como yo pensaba, pero bueno, el resultado lo da y bastante decentemente.

Para prueba, mi última sesión de OOTD. Ese día me hice ondas con este producto.





4- Spray a la camomila de Kéranove

Este verano he decidido aclararme el pelo. Mi color es castaño oscuro y notaba mi cabello demasiado apagado y más oscuro de lo habitual. No sabía si darme un baño de color castaño claro, darme unas mechas sutiles color avellana o decolorarlo con productos naturales. Al final decidí hacer uso de la camomila y estoy muy contenta con el resultado. Mi pelo sigue siendo castaño oscuro pero esta muy brillante y, cuando le da el sol, tiene reflejos dorados. El spray dice que es para cabellos rubios o castaño claro, por lo que no esperaba un milagro, pero sí es cierto que aporta mucha luminosidad y ha conseguido que vuelva a amar a mi melena. Por si os interesa, yo lo compré en Bodybell.





Para el cuerpo

1- Gama Bajo la Ducha de Nivea

Soy la vaga mayor del reino, lo confieso. Puedo ser muy organizada y constante para muchas cosas pero no con el tema cremas. Y menos para el cuerpo. Mi madre me ha repetido muchas veces que es importante darse crema hidratante o leche corporal después de la ducha, pero, entre que la mayoría de mis duchas son relámpago (work work work) y que después siempre se me olvida ese paso, nunca me solía dar. Hasta un día en que descubrí esta gama gracias a una muestra de una revista y me quedé enamorada.

Es casi mejor que darse una crema hidratante fuera de la ducha. No solo es más rápido y cómodo de aplicar, sino que deja la piel muuuuy suave y con un olor exquisito. He probado tres diferentes: la de caprichos de cacao, que tenía un olor inigualable, la de Q10 reafirmante, con microperlas, y ahora la de smooth milk con manteca de Karité. Me encanta dármela después del gel, tiene una aplicación muy agradable y es genial para calmar la piel después de la depilación. Es una de mis mayores recomendaciones, sin duda.





2- Blossoming hand lotion The Ritual of Sakura de Rituals

Esta crema de manos lo tiene todo. Un olor maravilloso, un tacto suave y un resultado perfecto. Llevaba mucho tiempo pasándome por el corner de Rituals de El Corte Inglés solo para echarme crema del tester hasta que me decidí a comprarlo. El precio no me enamora, pero el producto merece muchísimo la pena.





Para el rostro

1- Crema solar facial 50SPF con color Anthelios de La Roche-Posay

Es la primera vez que pruebo La Roche-Posay, me declaro culpable y no hay nada de lo que me arrepienta más que de no haberlo usado toda mi vida. Pude probar esta gama de LRP gracias a una muestra que me dieron en una campaña contra el cáncer de piel en la que colaboraba la marca. Fue probarla y decidir comprarla inmediatamente, y no me arrepiento de nada.

Protege de los rayos UVA y UVB a la par que da color al rostro como una BB Cream. Yo escogí la Unificant (unificante) y la verdad es que hace un efecto blur real que me encanta. Tiene un tacto como aterciopelado y me deja el rostro muy bien. Contentísima con mi compra.





2- Cleansing Gel de Bonté

Lo compré a la desesperada, hace bastante tiempo ya, cuando necesitaba urgentemente un gel limpiador facial. Lo vi en el supermercado y, por su precio, me pareció buena idea darle uso para comprar uno de gama media más adelante y con menos prisa. Pues no hizo falta porque me quedo con este. No será lo mejorcito del mercado pero hace su función muy bien y la relación calidad-precio es fascinante.

El gel es muy suave, deja la piel muy limpita, fresca y con sensación de relajación. La verdad es que yo no le pido más a un gel.