Con la tecnología de Blogger.

Lobster (OOTD)


A LOBSTER. IN MY T-SHIRT. Ya está, ya lo he dicho.

Y si ahora mismo os preguntáis por qué razón iba a tener una chica, aparentemente normal, una atracción hacia las langostas en productos textiles... No tengo respuesta para eso, pero me encantan. Supongo que tiene que ver con mi obsesión por toda clase de productos marineros.

Sea lo que sea, cuando vi esta camiseta de una langosta en las rebajas de Mango (¡y en mi talla!) no pude evitar tener un sentimiento de "tú me perteneces desde ya". No tengo mucha ilusión por el momento de comprar camisetas. Siempre necesito camisetas. Nunca encuentro camisetas que no sean demasiado casual o básicas. Por eso encontrar este tipo de prendas me alegra la vida.

¿No os ha pasado eso de tener la sensación de que si te pones una camiseta más unos jeans es una combinación demasiado absurdamente sosa, fallida, simplona, desganada y austera? Este tipo de camisetas me ayudan a llevarlas.








Aprovecho para contaros un poco de mi viaje, ya que fue ahí donde estrené mi camiseta, que resultó muy cómoda a la par que resultona. Sí, resultona.

Estuve cinco días recorriendo la costa vasca, pues mi familia es de allí. Primero estuvimos en San Juan de Gaztelugatxe, futuro escenario de Juego de Tronos y un lugar que me enamora desde que era niña. Y menos mal que llevaba el sombrero de mi colaboración con SammyDress, porque me salvó la vida. Es increíble el buen tiempo y el solazo que pillamos todos los días de nuestra visita.












¿No es impresionante? Esas escaleras en mitad del mar que a mí siempre me han recordado a una gran muralla, que cuesta subirlas pero, al llegar al monasterio, la sensación es indescriptible. Y las vistas, la brisa, el mar que se junta con el cielo...






Siguiendo nuestra ruta en coche por la costa, llegamos al Cabo Matxitxako. Los faros que hay allí me encantan, tienen ese encanto mediterráneo pero en mitad de la costa del Mar Cantábrico. Como había poquita gente cuando llegamos, la quietud era muy relajante y solo se escuchaba el sonido de la naturaleza.







Nuestra visita continuó por las localidades más importantes de la zona, como Bermeo, donde dimos largos paseos entre los pequeños edificios del casco histórico, con ese encanto pescador del norte, y visitamos los puertos. Las casas me gustan porque combinan el blanco con vivos colores y tienen todas ese aspecto hogareño de la costa.








Llegados a cierto punto, no pude evitar tener que ponerme el jersey. Llevé todo un ejército de jerséis especiales para el viaje. Mi favorito es este que os enseño en las fotos. Lo compré en esas mismas rebajas de Mango por un precio de risa. Me impresiona lo suave que es al tacto. Es ese tipo de jerséis ideales para el norte, donde refresca por las noches de verano pero la temperatura no llega a ser fría. Tiene el grosor perfecto, en serio.





Después de esa visita por los municipios costeros de Vizacaya, ya nos volvimos para casa, en Portugalete. El día siguiente aproveché par pasarme por Primark, ya que en Salamanca no hay y allí en Portu me queda a cinco minutos de casa. Esa misma tarde fue mi primer día del año en la playa. Muchos se sorprenderán, pero realmente no adoro la playa. Podría irme cualquier fin de semana a Muskiz pero no me gusta demasiado. Reservo la playa para disfrutarla en mi semana de vacaciones, pues solo le saco partido en pequeñas dosis.

Para terminar os enseño una imagen de la costa de Barrika. Fue nuestro último día completo en Vizcaya. El resto de fotos os las enseñaré en mi siguiente post sobre mi día en Laredo, Cantabria, y os hablaré de nuestras otras visitas.




¡Casi se me olvida! El sombrero de paja y el bolso a rayas que cogí en SammyDress gracias a la colaboración que hice con la tienda online fueron imprescindibles en mi viaje y no puedo recomendarlos más. No me suelo poner tan efusiva con las colaboraciones pero es que estos son de los productos que más estoy utilizando en mi día a día.




Camiseta langosta / Lobster T-shirt: Mango
Sombrero de paja / Straw hat: SammyDress
Bolso / Tote bag: SammyDress
Jersey / Sweater: Mango
Zapatillas / Sneakers: Converse All Star
Jeans: Stradivarius

El mejor vestido de Sammydress (OOTD)



Cuando nos obsesionamos con una prenda, no paramos hasta encontrarla y tenerla en nuestras manos. Soñamos con ella, la buscamos en cada rincón del planeta y deseamos encontrarla cada día en nuestro armario. Esa ha sido mi historia con el vestido camisero. Y pensaréis: "¿Tanto te ha costado encontrar un vestido camisero?". ¡Pues sí! Porque yo no quería un vestido camisero cualquiera. Quería EL vestido. Con rayas azules y blancas, lazada y estilo clásico. 

Lo busqué por tiendas grandes, pequeñas, físicas, online, pregunté en foros, busqué en revistas... Todos eran otra talla, otro estilo, o no tenían lazada o valían una fortuna más los costes de envío. En esa desesperación estaba cuando la tienda online Sammydress me propuso hacer una colaboración, y entonces lo encontré. Era EL vestido, y era maravilloso.









Además de encontrar el vestido de mis sueños, también encontré el mejor tote bag del mundo y el sombrero de paja que quería. En otras palabras, Sammydress se acaba de convertir en una de mis tiendas online favoritas. Y no solo porque encontrara justo lo que estaba buscando, sino porque lo hice por menos de 30$. ¡En serio! Los precios de esta tienda son una pasada. El vestido camisero lo podéis encontrar por 10.42€, el sombrero de paja por 4.50€ y el bolso a rayas por 5.56€, todo ello rebajado.







En la tienda online podéis encontrar todo tipo de artículos (vestidos, complementos, belleza, zapatos, sombreros...) y muchos de ellos están muy rebajados. Puede parecer que con esos precios la prenda sería de aquella manera, pero nada que ver. La calidad es bastante buena y yo estoy más que encantada. De hecho, llevo el bolso a todas partes y el sombrero no me lo quité en todas las vacaciones. (Además es de estos que vienen con gomita, que queda muy feo pero que para verano es lo más porque el sombrero no se vuela con la brisa del mar ni en los viajes en barco).

Porque esa es otra parte positiva. Quiero decir, la ropa me llegó antes de irme de vacaciones. Tardaría en llegar como 10 días o así, más o menos. Teniendo en cuenta que el pedido llega de China, me parece un servicio bastante bueno, ya que, de normal, los pedidos pueden llegar a tardar más de un mes. Y en cuanto al servicio en general yo estoy muy contenta. También es verdad que yo estoy contenta con cualquier chorrada pero no me ha disgustado para nada. 







Voy a lo que interesa. Porque supongo que vosotras estaréis más interesadas en saber cómo queda puesto en realidad en comparación a las imágenes del catálogo. Pues IGUAL. Bueno, en las imágenes ya veis cómo me queda a mí, y podéis estar seguras de que os va a quedar igual. Yo tengo un problema y es que soy bastante bajita y tengo mucho culo (no a lo Kardashian pero va en camino), así que tengo mucho miedo siempre a la hora de elegir talla y suelo estar nerviosa por si no me vale y tengo que hacer arreglos o devolverlo. Pues la verdad es que me queda como un guante. Así que podéis imaginar que estoy encantadísima.






Dejando a un lado mi opinión sobre la tienda, el vestido es perfecto para días de verano. Es ligero, fresquito, fino, y tiene bastante presencia en sí mismo. La lazada le da un toque muy femenino y ayuda mucho a realzar la figura. El vestido camisero clásico es un must en todo armario preppy, y combinado con un sombrero de paja gana muchísimo.

El bolso no me hace ningún daño en el hombro por mucho que lo llene. Voy con él al trabajo y llevo absolutamente de todo (cámara, cuaderno, jersey, cosas de belleza, revista, cosas personales...) y me parece muy versátil y cómodo de portar. El sombrero tiene un lacito bastante fino que le da un toque especial y no queda recargado. Yo estoy encantada con él porque me quita todo el sol y sobrellevo mejor el calor en lugares como la playa.





Enlaces de interés



-Buyer's Show - Aquí podéis ver fotos de otros clientes.


Inspiración: Últimos días de verano

¡Estoy de vuelta! Muchos no os habréis dado cuenta de que me he ausentado por unos días, pero he estado disfrutando de unas merecidas vacaciones. Otra de las razones por las cuales estoy publicando menos es porque el blog va a cambiar. No sé todavía cuánto, pero estoy en mitad de reformas que llevan tiempo. Por un lado quiero seguir publicando como siempre, pero por otro pienso: "¿Y si me lo guardo y lo saco todo después de la remodelación?". Así que estoy en esa guerra.

Todos los que me conocéis sabéis que siempre me gusta empezar la actividad con una buena dosis de inspiración recién sacada de Pinterest. Me gusta porque entro con más ganas y repartiendo ideas por el mundo y, sobre todo, para mí misma. 

¡Que no cunda el pánico! Sí, el verano se va a acabar, PERO todavía queda un mes (oficialmente será otoño en torno al 21 de septiembre). Lo que pasa es que, una vez pasado el 15 de agosto, tenemos la sensación de que los días de calor se cuentan con los dedos de una mano, y no es así.

Hoy vengo a recordaros que aún queda verano y que debemos aprovecharlo a tope. La inspiración de hoy consiste en outfits perfectos para estos últimos días de agosto y principios de septiembre, en los que abundan los días calurosos y las noches fresquitas, y algunas actividades que no podéis dejaros en el tintero. Estos días se caracterizan por tener que escoger prendas más largas, menos finitas o acompañarlas de una chaquetita. También de ocasos cada vez más tempranos que nos permiten ver una maravillosa puesta de sol. Os aconsejo que hagáis todo lo que no habéis hecho en los meses anteriores y que disfrutéis todo lo posible.





















































































LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...