Con la tecnología de Blogger.

Apple picking (OOTD)



Estas fotos son de la última semana de octubre (sí, ya sé que hace más de quince días de eso), pero no he podido compartirlas antes. La temporada de recogida de manzanas ya ha terminado y también esa temperatura de entretiempo en la que se podía pasear tranquilamente con una camisa de franela y un chaleco.

¡Ha sido mi primera recogida de manzanas! Lo cierto es que esta actividad nunca me había llamado la atención hasta que vi que un montón de blogueras a las que sigo tenían como tradición ir todos los otoños. Me pareció que era algo divertido, colorido y que dejaba unas imágenes preciosas llenas de manzanas rojas. Así que dije "me apunto". Y así fue como decidimos irnos a la Comarca de la Sidra, en Asturias.








En Estados Unidos hay muchísimas granjas o huertos donde las familias y grupos de amigos pueden ir a cosechar sus propias manzanas, calabazas, fresas, flores... Seguro que lo habéis visto en más de una película. Por desgracia, en España no es así. El único lugar al que puedes viajar para poder pasear entre manzanos es Asturias, concretamente la Comarca de la Sidra. 

Allí está llenísimo de campos de manzanos y de lagares. Nosotros fuimos a un lindísimo hotel rural de Argüero, La Casona de Tresali, que tenía su propio campo de manzanas. La familia que lo lleva es encantadora y no tuvieron ningún problema en dejarnos hacer fotos. Además, la estancia fue maravillosa, el lugar precioso y ese hotel hace los mejores desayunos del mundo.

¡Ah! ¡Y tienen el gato más bonito y cariñoso! (OJO: mi gato es el más bonito, pero este era el más bonito Y cariñoso). Siempre nos estaba llamando a maullidos, posando en mis fotos y dejándose mimar. Y era taaaan suave...






Aprovechamos nuestro primer día de estancia para coger manzanas y luego nos recomendaron visitar el pueblo pesquero de Tazones. ¡Es super cuco! Como acababan de cambiar la hora la visita nos pilló ya por la noche así que no hicimos fotos y nos limitamos a pasear y a disfrutar del sonido del mar.








Allí también aprovechamos para celebrar Halloween. Habían decorado todo el hotel con calabazas y telas de araña de un modo muy acogedor. Antes de salir de Salamanca me preocupé por llenar mi maleta de chuches de Halloween para que pudiéramos comerlas mientras veíamos El Libro de la Vida. Best. Halloween. Ever.







Fotos hechas por Manuel Laya

Camisa de franela / Flannel shirt: Springfield
Jeans: Calzedonia
Botas / Boots: L.L. Bean
Chaleco / Vest: Aliexpress (Great deal!!)
Calcetines / Socks: Oysho