Con la tecnología de Blogger.

Descubrimientos de la semana

Esta semana ha sido más dura de lo que pensaba. Hasta que no he llegado al fin de semana y he podido dormir, no me había dado cuenta de lo increíblemente estresada y cansada que estaba. Por desgracia, tengo una mente hiperactiva, por lo que eso me consume mucha energía sin que me dé cuenta, pero es cierto que esta semana se juntaron algunos acontecimientos que la hicieron particularmente difícil.

Uno de ellos fue la visita del Rey. Por si nunca os había dicho que no seáis periodistas: no seáis periodistas. Es increíble lo horrorosamente mal que nos trataron desde la Casa Real. No me refiero al Rey, por supuesto, sino a los de seguridad o prensa o lo que fueran. Gritos, broncas, empujones... Pensaba que la Semana Santa era lo peor de este trabajo, pero francamente me equivocaba. Acabé el día con los pies molidos y con muchas ganas de llorar de impotencia.


¿Os gusta la blusa de Zaful que estrené ayer?

¿Lo bueno? Que este fin de semana he descansado y he logrado desconectar. En serio que necesito estos días como respirar. Además, me he cogido unos días en el trabajo para irnos de viaje y no veo el momento de que llegue ese día.


Os dejo con mis descubrimientos de esta semana.


1- Cuando Charlie Brown conoció a Snoopy

Preparad los pañuelos, solo digo eso.




¿Os habéis encontrado alguna vez en esa situación de que queréis leer algo nuevo pero no sabéis qué? ¿O como que deseáis hacer el mayor descubrimiento literario del año pero no sabéis cómo? Pues esta es una buena iniciativa. Estos libreros dan los datos justos sobre los libros, que van envueltos de forma que no se ven, y los clientes se arriesgan para averiguar si amarán esa historia o no. Quiero probarlo algún día.




Hay sitios muy exóticos alrededor del mundo y siempre tenemos la sensación de que están muy lejos de nosotros, pero no es así. Nuestro propio país guarda maravillas extraordinarias que están esperando que las descubramos y las demos el valor que merecen. En este artículo de El País nos descubren cinco de estos lugares.



4- Estas viñetas graciosas

Descubrir este tipo de viñetas en Internet me hace estúpidamente feliz. Espero que vosotros también la disfrutéis.




Es necesario acabar el post de hoy con un recopilatorio de perretes que no se han portado demasiado bien pero que siguen siendo igual de adorables (y super graciosos). Tengo mis favoritos pero dejaré que vosotros elijáis los vuestros.