Con la tecnología de Blogger.

Qué llevar a una escapada de primavera

Para muchos, la primavera es el nuevo verano. Hay quien prefiere hacer una pequeña escapada en la estación de las flores para disfrutar de paisajes más coloridos, destinos menos abarrotados, precios más bajos y temperaturas menos colurosas. Lugares como la Provenza, Marrakech, la costa portuguesa o el sur de España son algunas de las mejores opciones. Lo que se busca es disfrutar de temperaturas moderadas (25 graditos), desconectar y apreciar los bellos paisajes primaverales.

Esta claro que no se trata de unas vacaciones en la playa, pero la temperatura beneficia a aquellos que quieren caminar y conocer lugares nuevos. Yo he hecho algunas escapadas de primavera a Galicia y Lisboa y puedo asegurar que es siempre una buena idea.

Pero la cuestión difícil es: ¿qué llevo en la maleta? Mientras en verano e invierno es bastante sencillo hacer una maleta porque sabemos exactamente lo que vamos a necesitar, en primavera no es tan fácil. Tan pronto hace un calor inexplicable como que empieza a llover a mares. Por eso, hoy os traigo algunas ideas para hacer el equipaje primaveral perfecto.







Nosotros estamos preparando una escapada a Barcelona y me estoy encontrando de cara con este mismo problema. Por ello, creo que lo mejor es optar por prendas versátiles que se puedan adaptar a distintas temperaturas. La combinación de pantalones blancos con una blusa siempre es ganadora, y no debe faltar acompañarla con una blazer.

En primavera, de lo que no nos podemos olvidar es de llevar vestidos. A ser posible, es mejor que estos puedan combinarse con sneakers o mocasines, para mayor comodidad. Tampoco podemos dejarnos unos zapatos de cuña porque son el calzado de la temporada. 

De este modo, tenemos todas las necesidades cubiertas. Tenemos ropa fresquita para momentos de calor, ropa ideal para cuando refresca, calzado cómodo y no faltan las prendas estrellas de la temporada. Lo único que nos quedaría es encontrar ese bolso perfecto para las vacaciones. Yo optaría por un capazo de tamaño mediano.