Con la tecnología de Blogger.

Descubrimientos de la semana

Manu y yo fuimos de viaje a Barcelona desde el viernes hasta el martes. Ninguno de los dos conocía la ciudad y decidimos escaparnos unos días. Pese a que sí hemos conocido la Ciudad Condal y lo hemos pasado genial, no fue un viaje de relax, precisamente, y ambos llegamos cansados hasta los huesos. Y esta semana no ha ayudado, desde luego.


Del viaje ya os hablaré a partir de la semana que viene. Hoy quiero hablar de otra cosa.

No soy ninguna influencer, eso está claro. Solo tengo este blog como un hobby y es algo que me encanta. Pero últimamente me he encontrado a mí misma especialmente preocupada por publicar a tiempo, publicar esto o aquello... Y me he sentido bastante agobiada. He tenido que recordarme que yo no hago esto ni por obligación ni por trabajo, sino como una forma de ocio, de conectar con las personas, de expresarme y hablar de lo que me gusta. 

Publicar por publicar, por respetar un calendario o por no quedarte atrás en un logaritmo, hace que todo nuestro contenido pierda calidad porque deja de ser algo que publicas por placer para convertirse en una obligación más. Yo ya tengo muchas obligaciones y no quiero que BWC lo sea, por lo que decidí relajarme un poco. Tanto en el blog como en Instagram.

Quiero que lo que suba sea único y me represente. Creo que es la única ventaja que tiene el hecho de no ser bloguera profesional y debo aprovecharlo. Quiero perdonarme a mí misma si un día o varios días no puedo publicar o si me da por pensar que no lo hago lo suficientemente bien. Y eso es en lo que estoy trabajando ahora mismo y por eso no he querido darme prisa en publicar nuestro viaje.


Después de esta parrafada os dejo con los descubrimientos de esta semana.


1- Así se hace un vestido de Dior

Me apasiona todo el trabajo que hay detrás de los vestidos de alta costura. En este caso, este vídeo nos mete dentro de la casa Dior para que descubramos lo complejo que es crear una de sus piezas de pasarela.




En un encuentro con los guionistas de la serie, les instaron a imaginar cómo serían algunos capítulos si la serie se relanzara actualmente. Así pues, crearon unas breves tramas para seis nuevos episodios que podrían emitirse este año y cuyos temas son de rigurosa actualidad. No es mucho, pero es curioso.




Si eres un 90's kid que ha pasado su adolescencia o juventud en el nuevo milenio, esto te va a hacer gracia. Y dar un poco de vergüenza también. Y hacer sentir nostalgia. Todo real.


4- Este perezoso es muy agradecido

Unos turistas ayudaron a este simpático perezoso a volver a su hábitat tras cruzar una carretera. Cuando por fin estuvo a salvo, los turistas se despidieron de él agitando las manos para decir adiós Y ÉL LES DEVOLVIÓ EL GESTO. En serio, los animales son seres puros llenos de luz. ¡Y super graciosos!




Soy muy fan de Sarah y Kiel en todo lo que hacen, pero hay veces que se superan. Sé que poner la mesa no es lo más emocionante que habéis visto, es cierto, pero esta mesa me parece absolutamente preciosa. El mantel, la tabla, las flores, los platos... ¡Me encanta! Y, además, se suma a las impresionantes ganas que tengo de buen tiempo y de comidas al aire libre.