Con la tecnología de Blogger.

Esenciales preppy para el otoño

¡Madre mía, madre mía MADRE MÍA! Perdonad mi emoción, pero mi estación favorita llega dentro de solo tres días y no puedo contener mi efusividad. En efecto, el otoño comienza este domingo y es lo que llevo esperando desde... Bueno, desde que se acabó, básicamente.

Hay muchísimas razones por las cuales adoro el otoño. El clima, los colores, las tradiciones... Y, sobre todo, la ropa otoñal. Para el mundo preppy, el otoño es LA estación. Junto con la Navidad, es el momento de mayor esplendor de este estilo, cuando sacamos todo nuestro arsenal de cuadros, botas y chaquetas.

Pese a que sí he dedicado un post a los básicos del otoño (por desgracia, el collage desapareció con Polyvore), nunca he subrayado qué elementos son esenciales en un armario preppy. En lugar de hacer una super entrada con prendas de fondo de armario, solo os muestro las más representativas para que aquellos que seáis fans de este estilo sepáis qué es lo primero que necesitáis.







Voy a dejar al margen algunos links porque en ciertos productos simplemente he buscado una imagen que pudiera adaptar a este collage, pero prefiero linkearos otros más asequibles y/o hablar de la prenda en sí y no de esa en concreto.



Sí, es cara, pero SÍ merece la pena. Es verdad que otras marcas te van a dar una chaqueta incluso parecida por un precio asequible, pero no te van a durar ni la mitad de lo que dura una Barbour. Es una buena inversión, creedme. Como anécdota personal, en mi casa mi madre y yo nos la vamos cogiendo la una a la otra y así nos ahorramos una 😅.

Para los que os preguntéis qué tiene de especial esta chaqueta: es perfecta para los días lluviosos porque no se moja (la cera hace que el agua resbale), es cómoda, se puede acompañar debajo con prendas acolchadas para abrigar el doble (normalmente chalecos), corta el frío del viento y dura años, años y años como nueva (si se estropea, solo hay que volverla a encerar).

PD: Barbour tiene varios modelos con diferentes características, pero el más popular en mujeres es el Beadnell.


2- Bufanda de cuadros

Este es un ejemplo de los productos de la imagen que no linkeo porque hay millones de bufandas de cuadros en el mundo y no es necesario comprarse esa en concreto.

Si hay una prenda en la que todos pensemos al hablar del otoño es la bufanda de cuadros. Es clave en casi cualquier estilo, pero muy venerada también en el preppy por obvias razones (hint: cuadros). No necesita mucha más descripción porque DUH.

De las que yo tengo, mis favoritas son de Zara y Springfield, así que, como ejemplo, aquí os dejo esta y esta.


3- Botas Hunter

Aquí hago una pequeña explicación: los típicos preps aman la marca Hunter y es la más icónica en todos los looks, PERO yo no creo que Hunter sea especialmente mejor que otras marcas similares. En España tenemos la marca Igor Shoes, que me encanta, y también adoro las botas de agua de Joules.

En cuanto a botas de agua como concepto general, SÍ, son esenciales. No solo quedan de maravilla sino que son necesarias para los lluviosos días de otoño o para paseos por el campo/playa. Recordad que el estilo de vida preppy se basa mucho en actividades en la naturaleza, y más en otoño.

Mi consejo es tener unas botas Hunter, sí, pero tener otras marcas más asequibles a mayores para poder tener variedad de colores. Al menos, es lo que yo tengo.


4- Botas L.L. Bean

Ya os hablé de mis primeras botas Bean, por lo que no me repito. En resumen: sí, merecen la pena, pero recomiendo comprarlas cuando la marca tiene promoción del 20% de descuento (será en breves, por cierto) para salvar los gastos de envío a España. Cierto es que no son unas botas especialmente calentitas, pero son muy útiles para salir a la naturaleza y, francamente, no existe nada más preppy que estas botas.

Por si os lo preguntáis, este estilo de bota, conocida como "duck boots", es similar a lo que sucede con las botas de Ugg. Que el modelo "original" es de esta marca, pero otras marcas también fabrican modelos similares. Entonces podéis encontrar "duck boots" de Tommy Hilfiger y hasta en Aliexpress.


5- Botas altas

Las típicas "riding boots". Sucede lo mismo que con las bufandas de cuadros, que realmente todos pensamos en ellas cuando hablamos del otoño, independientemente del estilo que tengamos. Como dato, os cuento que en el universo preppy se llevan bastante las de Tory Burch, pero, obviamente, no se las puede permitir cualquiera. Yo no, al menos. Con llevar cualquier marca es suficiente.


6- Camisas de cuadros 

Especialmente las de franela, son la prenda indispensable. Afortunadamente, ahora se llevan muchísimo, por lo que en casi cualquier tienda podéis encontrar modelos de todo tipo y a precios de todo tipo.

Sin embargo, mi modelo favorito (y estoy aún por hacerme con él porque siempre lo pillo agotadísimo) es este que os enseño de L.L. Bean. Por sus colores, sus cuadros, su forma... Nunca he encontrado un modelo similar en otra tienda. Por lo demás, las mías son de Stradivarius y Springfield sobre todo.


7- Chaleco acolchado

Totalmente necesario, ya sea en colores básicos (beige, negro, azul marino...) como de cuadros, vichy o el famoso modelo de J. Crew. En otoño no nos quitamos el chaleco. ¡Ah! Y también son bienvenidos los chalecos polares de marcas como Patagonia.


8- Jersey trenzado

O el clásico jersey de pescador o irlandés. Cuando empieza a hacer frío, nosotros nos enfundamos en uno de estos jerséis y ya no salimos de ahí hasta la primavera. Es genial combinarlos con chalecos, bufandas y chaquetas Barbour, además de collares.

Aunque yo creo que los más icónicos son los de L.L. Bean y Ralph Lauren (opinión personal), de nuevo insisto en que es un básico que se puede encontrar en cualquier parte. ¡Yo me he comprado el último en Primark! Sí que recomiendo tener dos o tres de calidad por su durabilidad, pero para tener variedad es mejor comprarlos en marcas más asequibles.


9- Calcetines gruesos

Por alguna razón, especialmente se llevan en color gris. Una de las cosas que más adoro del otoño, y sé que es compartido por todos, es poder volver a usar calcetines gruesos, suaves y calentitos. Y ya no solo por el simple hecho de llevarlos, que es un placer en sí mismo, sino porque son perfectos para llevar debajo de las botas de L.L. Bean.



Otra prenda que está en mi wish list y que puede que llegue este invierno (🙏). Aunque aún no tengo ningunos, sé que son esenciales. Pero es que lo mejor de estos mocasines no es eso, es su suavidad y comodidad. ¡Y el calorcito que dan! Son, a mi modo de ver, el mejor calzado plano para el frío.

Luego añado que los mocasines en general son un must, y de esos sí que tengo (duh). También valen de cualquier marca y se pueden encontrar casi en todas partes.



No sé qué tienen los preps con Patagonia, pero es contagioso. De nuevo, es una marca cara (similar a North Face), pero sus productos valen la pena porque son de gran calidad. El calorcito que dan sus chaquetas polares es de otro mundo y son ideales para dar paseos por el campo, hacer algún deporte o pasar el rato en casa. Pero, sí, hay opciones más baratas que también están muy bien.


12 - Gabardina

Otra obviedad de esta lista. No se puede empezar un otoño sin gabardina, eso es así.

Es curioso porque, aunque hay marcas que las hacen de super buena calidad (El Ganso, Burberry, J.Crew...), yo no es una prenda en la que invertiría. De hecho, no lo he hecho. La mía es de Stradivarius y sigue igual que cuando la compré, y mira que la he llevado a TODAS partes... Por eso, por mi propia experiencia, no veo necesario gastarse más, pero entiendo que otros lo hagan.