Con la tecnología de Blogger.

Cómo tener un rostro luminoso



No soy ninguna gurú de la belleza. Vamos, de hecho es que si tengo que ser algo sería justamente lo opuesto. Simplemente intento salir del paso probando múltiples cosméticos y leyendo miles de consejos. Pero, por alguna razón, debo de haber dado con una fórmula que me va estupendamente porque hace unos días mi madre me miró y me dijo que tenía la piel maravillosa y que tenía que decirle cómo lo había hecho.

Cabe mencionar que si esto es así es porque antes tenía la cara hecha un desastre. Digamos que sabía lo que tenía que hacer, pero o bien no lo hacía o bien no encontraba el mix de cosméticos ideal. Evidentemente, la diferencia se nota. Y MUCHO.

Y esto tiene una razón. Hace un tiempo, noté que mi rostro estaba apagado y triste. Con muchos granitos y manchas. Y supe inmediatamente que tenía que hacer algo, por lo que me puse manos a la obra. Primero investigué qué necesitaba y después lo apliqué. Tan solo dos días después el resultado era más que evidente. Hoy quiero compartir esto con vosotros porque todo el mundo merece saber el secreto de una piel luminosa y radiante. (y suave, limpia, hidratada...).



La forma en la que voy a estructurar la información es la siguiente. Primero os muestro cuál es la rutina que hay que seguir y después os hablo sobre los productos que me han funcionado a mí por si estáis interesados.

Disclaimer: que me funcionen a mí no significa que os tengan que funcionar a vosotros. Cada piel tiene necesidades distintas. Intentad adaptar todo esto a vosotros.

Disclaimer 2.0: repito que no soy experta en belleza. Yo solo os cuento lo que a mí me ha funcionado a título personal y no tiene por qué ser lo más correcto o ideal del mundo. Si queréis una opinión profesional, acudid a un salón de belleza o a una tienda en la que tengan este servicio. ¡Ellos siempre van a acertar! 


Cuando supe que necesitaba iluminar mi rostro, me planteé una actuación en tres fases:
1- Limpieza: es la base para cualquier piel luminosa, pues si está limpia está libre de impurezas como granitos.
2- Hidratación: la piel apagada es una piel deshidratada, por lo que darle ese aporte de hidratación es lo que más efecto va a tener.
3- Iluminación: el uso de productos específicos cuya misión es aportar luz al rostro.

Además, sabía que tenía que incidir muchísimo en crear un hábito diario y en elegir los productos adecuados, es decir, con calidad. Pero, ojo, la calidad no está reñida con el precio. Podemos encontrar muy buenos productos low cost. Para ello, hice un poco de investigación y usé productos que ya tenía que sabía que me daban buenos resultados.

En general, esta es la rutina que he estado siguiendo:





Ahora paso a contaros qué productos he utilizado en cada fase, además de cuáles me han llamado la atención como alternativa o los que me han ido recomendando. (Solo tengo una cara, tampoco necesito cinco marcas distintas...).

1- Para limpiar: mi rostro agradece los geles y las espumas. Por ello, estoy utilizando uno de mis productos de limpieza facial favoritos desde hace mucho tiempo, el gel Sebo Vegetal de Yves Rocher. Si tenéis la piel mixta o grasa, funciona de maravilla. Me han recomendado también, que será mi siguiente compra, el gel limpiador de árbol de té de The Body Shop.

TRUCO EXTRA: para retirar el gel, utilizo una toalla de rostro empapada en agua tibia. Es INCREÍBLE el cambio que hace en el rostro este pequeño gesto. Lo deja muchísimo más suave y luminoso.


Otras alternativas:

Avéne Cleanance (14€)




2- Para tonificar: me encanta el Calendula Herbal-Extract Toner de Kiehl's porque es una fórmula sin alcohol y eso mi piel lo agradece mucho. Lo cierto es que en tónicos he probado varios y todos se me asemejan mucho en resultados, salvo este, que me deja una sensación fantástica. Si no tenéis la piel tan sensible, con uno normalito como el de Diadermine es suficiente.

Aplicadlo directamente con las manos y a toquecitos. Yo no uso los discos de algodón para esto jamás.


Otras alternativas:




3- Para hidratar durante el día: utilizo la crema hidratante iluminadora Glow Formula Skin Hydrator de Kielh's. Lo cierto es que la uso porque ya la tengo y mal no va (para nada), pero creo que su resultado no justifica el precio.


Otras alternativas:




4- Protección solar: en este caso yo soy muy particular. Como para ir a trabajar no me echo base de maquillaje, utilizo un protector solar con color de La Roche Posay y me ahorro un tiempo importante. Me deja la piel genial. Cuando me maquillo en serio, a veces también lo uso como primer antes de la base.

Otras alternativas:




5- Sérum / contorno de ojos para el día: A VER, da exactamente igual utilizar estos productos por el día que por la noche y da igual utilizarlos por duplicado. Esto depende absolutamente de vosotros y vuestro rostro. Algunos preferiréis fórmulas específicas de noche, otros preferiréis que los productos actúen durante el día, otros necesitaréis equis fórmulas para el día combinadas con equis fórmulas para la noche... Depende.

En mi caso, depende de lo que tenga y lo que me apetezca. Ahora mismo solo estoy utilizándolos por la noche porque tengo más tiempo y no tengo productos específicos. Antes, para el día utilizaba el sérum Powerful-Strengh Line-Reducing Concentrate de Kiehl's o el Energie de Vie de Lancôme. Este último dejé de utilizarlo porque era para pieles más maduras y solo lo tenía porque fue un regalo. Y de contorno ahora tengo el Creamy Eye Treatment with Avocado de Kiehl's (os juro que no me pagan) y antes utilizaba uno de Bonté que compré muy de rebote.


Otras alternativas:




6- Desmaquillante de ojos: con dos discos de algodón, se echa un poquito de bifásico y se frotan los dos párpados a la vez. Yo ahora mismo utilizo el de L'Orèal Paris, pero el de Nyx también es una pasada y el de Benefit (aunque este funciona algo diferente).



7- Aceite desmaquillante: mi piel no se lleva bien con el agua micelar, así que utilizo el aceite Midnight Recovery de Kiehl's. Es. Lo. Mejor. De. Mi. Neceser. En serio, es un producto que no dejaría jamás de recomendarlo. Ha sido la clave de todo el proceso. No obstante, también tengo el agua micelar de la gama Hydra Boost de Neutrogena y es muy suave y buena.



Otras alternativas:


Germaine de Capuccini (27€) // Nuxe  // Shiseido (45€)


8- Sérum de noche: ya digo que ahora no tengo uno específico y utilizo el anteriormente mencionado de Kiehl's, pero antes utilizaba el de la gama Midnight Recovery de Kiehl's y es muy bueno. Solo os linkeo opciones específicas porque ya os puse otros sérums más arriba.


Otras alternativas:




9- Contorno de ojos: repito lo mismo. Antes utilizaba el de la gama Midnight Recovery (me regalaron la gama completa, ¿vale?) y lo dejé de utilizar porque no necesitaba esa fórmula. Ahora tengo el de aguacate que ya os puse más arriba.

Otras alternativas:



10- Hidratante de noche: no he encontrado una hidratante de noche aún que me encante especialmente, así que os doy unas alternativas. Mientras tanto, he estado utilizando la de Sebo Vegetal de Yves Rocher, que me gusta muchísimo.

Otras alternativas:






11- Exfoliación: Normalmente lo hago una vez a la semana, pero a veces dos, según mi tiempo disponible. Soy fiel a la exfoliante Luminosidad y Frescor de Yves Rocher. Todavía no he encontrado otra que vaya tan bien con mi piel.


Otras alternativas:



12- Mascarillas: aquí encontraréis un enorme surtido de todo tipo y condición. Es el momento de incidir con productos específicos de iluminación. No os recomiendo una en concreto porque hay miles y voy cambiando según las pillo en tiendas diversas. Una marca muy buena, eso sí, es La Chinata, pero la cosmética coreana no se queda atrás.