Con la tecnología de Blogger.

Mis series favoritas de 2018



El año pasado fue el primero que escribí este post y la verdad es que me apetecía volver a hacerlo, pero esta vez un poco más profundo. Lo cierto es que vivimos la era dorada de las series y, en los últimos años, se han convertido en algo básico en nuestras vidas. Es nuestra forma de entretenimiento favorita.

Por eso, estamos en la búsqueda constante de productos televisivos que nos puedan encantar. ¡Existen literalmente cientos de series! Como es evidente que no las podemos ver todas, intentamos encontrar aquellas que puedan interesarnos en mayor medida.

Por eso es que a mí me encanta leer este tipo de posts para saber qué series han ido gustando a la gente para ver si a mí también podrían gustarme o si coincidimos en algo. Esta es mi aportación: las series nuevas de este año que me han encantado y las que no son nuevas pero las he comenzado a ver este año por alguna razón. Estaría bien saber si añadiríais alguna.



Series nuevas de 2018 que me han encantado


1- All night - HBO

Esta es una de esas miniseries con capítulos de apenas media hora de duración que empiezas a ver tontamente una tarde y te la acabas ese mismo día. A mí, personalmente, me gustó TANTO que preferí distribuirla en más días para que no se agotara tan rápido.

Es una serie fresca, divertida, sencilla, que huye de lo tradicional en la temática adolescente y te acaba sorprendiendo gratamente en cada episodio. Aunque al principio pueda parece superficial, termina siendo reflexiva, tierna y entrañable a cada minuto que avanza. Creo que está catalogada como comedia, pero vendría a ser ese tipo de ficción al estilo Sexo en Nueva York donde todo tiene cabida.

Trata sobre un grupo de alumnos de instituto que acaban de graduarse y participan en una tradición anual en la que los alumnos de último curso se encierran una noche en el centro y realizan todo tipo de actividades y juegos. Es el caldo de cultivo de confesiones, repentinos amores, rivalidades y situaciones muy, muy cómicas.





2- Fariña - Atresmedia

Esta, para mí, ha sido la mejor miniserie española que nos ha dado 2018. Con mucha diferencia. Bebiendo del éxito de ficciones recientes basadas en historias reales de narcotráfico (como la conocida Narcos), Fariña presenta la historia de la entrada de la droga en España de la mano de los grandes capos gallegos como el famoso Sito Miñanco.

Todo en esta serie está bien: el guion, la ambientación, los personajes, la fotografía, la realización... No le pongo casi ni una pega, y eso que soy muy exigente. Cada capítulo representa un año y, poco a poco, podemos ir viendo aparecer a (o escuchar hablar de) personas ilustres como el juez Baltasar Garzón.




3- Heridas abiertas (Sharp objects) - HBO

Creo que este ha sido el bombazo televisivo del año, al menos por parte de HBO. Se ha hablado tanto de ella, se ha analizado tanto, que creo que poco tengo que añadir al respecto. Desde mi punto de vista, es una ficción oscura y brillante que te hace estar constantemente en tensión y alerta para captar y todos y cada uno de los easter eggs que va dejando en cada plano.

Te hace reflexionar y te pone en ese papel de detective tratando a cada momento de intentar dilucidar quién es el culpable de los crímenes. Yo creo que no hay personaje que no se ponga en el punto de mira en algún momento. Si me permitís que lo mencione, a mí me recuerda mucho a la película La isla mínima, en el sentido de que es un viaje a un entorno rural idiosincrático en el que han tenido lugar unos crímenes sádicos cuyas víctimas han sido mujeres jóvenes.

La historia sigue a la periodista Camille, quien se fue de casa muy joven y se ve forzada a regresar a la misma, a su pueblo natal, para cubrir la información de unos crímenes acontecidos. Pronto empieza a colaborar con el detective del caso y a intentar averiguar quién lo ha hecho. 




4- Mira lo que has hecho - Movistar+ / El Terrat

Sé que he dicho que Fariña es la mejor serie española de este año para mí, pero os juro que esta comedia no se queda atrás. Berto Romero ha creado un producto televisivo de gran calidad y con un guion excelente en el que cada capítulo te deja con ganas de más. Los episodios duran entre 20 y 30 minutos (innovador, tratándose de este país) y se ve en muy poquito tiempo.

Es un despliegue constante de comedia actual que se aleja un poco de los monólogos y que se centra en el mundo de los padres treintañeros primerizos y las familias medias. En la historia, Berto hace de sí mismo mientras que su compañera de reparto da vida a una anestesista. Ambos viven en Barcelona y acaban de tener un bebé llamado Lucas. Reúne todos los tópicos paternales y familiares mezclados con algunos debates actuales como el recurrente sobre los límites del humor.

En resumen, que os vais a reír UN MONTÓN y además vais a cogerle muchísimo cariño a los personajes. Si, además, sois padres, os sentiréis identificados con diversas situaciones como el momento en el que te añaden en un grupo de WhatsApp de padres de la guardería.




5- Las escalofriantes aventuras de Sabrina (Chilling Adventures of Sabrina) - Netflix

Que levante la mano la persona de los 90 que no haya visto la serie Sabrina, la bruja adolescente. Sí, lo sé, echamos de menos a Salem absolutamente todos los días de nuestra vida y el único consuelo que nos queda es utilizar sus memes para toda clase de conversación. Bueno, hasta ahora. Porque, YES, Sabrina is back

Vale, no es la misma Sabrina ni es el mismo Salem, pero la versión 2.0, de la mano de Netflix, no tiene nada que envidiarle a la original. De hecho, no tienen casi nada que ver más que estar basadas en la misma historia. La nueva Sabrina es un relato de "miedo" (sí, entrecomillado porque no es de miedo, miedo) en el que la magia negra, los demonios y las criaturas sobrenaturales están más que presentes.

Después de adaptar los cómics originales de Archie en la serie Riverdale (otra de mis favoritas), Netflix continúa con el spin off de Sabrina (la versión de Roberto Aguirre-Sacasa). De hecho, nadie descarta un crossover entre ambas ficciones, ya que Greendale y Riverdale están a un río de distancia.

La trama trata sobre Sabrina, mitad bruja mitad humana, que está a punto de cumplir los 16 años y, por tanto, de tomar la decisión más importante de su vida: convertirse en una bruja a tiempo completo firmando el Libro de la Bestia (un culto a Satán) o continuar su vida normal como mortal. No digo más porque creo que a partir de ahí todo es spoiler.




6- Legacies - The CW

(En España la emite HBO)

Si me han encantado Crónicas Vampíricas y Los Originales (esta aún no la he terminado), ¿cómo no iba a gustarme su spin off? A ver, os explico: primero salió Crónicas Vampíricas, de ahí se hizo el spin off de Los Originales y ahora sale el segundo spin off que mezcla cosas de ambas series. Las cuales, por cierto, son historias paralelas que se entrelazan constantemente.

Ahora hay mucha gente preguntando "¿qué serie debo ver primero?" y mi respuesta siempre es la misma: lo ideal es ver las tres, pero si no tienes tanto tiempo o no quieres esperar, debes ver al menos Crónicas Vampíricas y enterarte un poco por encima de qué va Los Originales. Ya de por sí estas series son bastante diferentes, así que no le ha extrañado a nadie que Legacies no tenga casi nada que ver con la realización de ninguna de ellas.

Os cuento que yo he visto muy poquito y lo he hecho por 1) saber si podía incluirla en esta lista y 2) no hacerme tanto spoiler, teniendo en cuenta que no he terminado LO. Pero lo poco que he visto me ha encantado y la puedo recomendar tranquilamente.

La propia sinopsis ya es spoiler de CV y LO, pero ante eso no podemos hacer ya nada. La historia se mete dentro del Colegio Salvatore para jóvenes con talento (o algo así...), dirigido por Rick, donde estudian sus hijas Lizzie y Josie, además de la hija de Klaus, Hope, que tiene todos los poderes del mundo. Todo iba bien hasta que llegan dos nuevos chicos que ponen todo patas arriba. Hasta ahí puedo leer.




7- Ligera como una pluma (Light as a feather) - Hulu

Otra de las propuestas de este año para Halloween, esta vez de Hulu (aunque en España está en la plataforma HBO). Os gustará si os encantan las series teen sobrenaturales con cierto toque de miedo. Los capítulos son de 25 minutos, como en el caso de All Night, por lo que se ve en nada. 

Está algo así como inspirada en la película Jóvenes y brujas, pero yo no le encuentro muchas similitudes, por no decir casi ninguna. La historia trata sobre cuatro amigas íntimas que, el día de Halloween, conocen a una chica nueva y, tras un pequeño incidente, deciden invitarla a pasar la noche con ellas. A la chica nueva se le ocurre jugar a "ligera como una pluma", aunque con algunos cambios un poco terroríficos. A partir de esa noche, todo se tuerce.




Series anteriores que he comenzado a ver este año y me han encantado


1- Paquita Salas - Netflix (ahora), 2016

Sí, lo sé, no tiene perdón de Dios que viera esta serie tan tarde, pero es que, cuando salió, no me llamaba NADA la atención y no fue hasta que vi un vídeo de Paquita en Twitter en Eurovision que decidí darle una oportunidad. Y MENOS MAL que lo hice, porque esta serie me da la vida. Además, ahora solo sé expresarme con sus memes.

Para los que no la hayáis visto aún, la serie trata sobre Paquita Salas, interpretada por Brays Efe, una representante de artistas cuyo éxito se ha apagado en los últimos años. Después de que la actriz Macarena García decide dejarla, Paquita se da cuenta de que tiene que ponerse al día.

Está grabada en forma de falso documental (como Modern Family) y sus capítulos, que además son muy poquitos por temporada, duran entre 20 y 30 minutos. Vamos, que la ves en un día. Y, te aviso, no hay forma de salir. No solo te partes de risa con cada cosa que pasas sino que le coges un cariño inmenso a los personajes e, incluso, se te salta alguna lagrimilla.




2- Trial and Error - NBC, 2017

Este ha sido uno de los mejores descubrimientos del año en comedia. Innovadora, fresca, divertida y muy sorprendente en cada capítulo. Es una de esas series que plantean situaciones completamente absurdas, pero totalmente factibles dentro del universo que propone. Se asemeja al tipo de humor de Unbreakable Kimmy Schmith, pero quizá algo menos loca. Os aseguro que te mantiene pegado a la pantalla hasta descubrir quién es el asesino.

La ficción trata sobre un abogado de Nueva York que viaja al sur (creo, no sé, es un pueblo ficticio) para defender el caso de un hombre al que acusan de haber asesinado a su mujer aunque él jura que es inocente. Es el típico abogado de un super bufete de Manhattan, muy serio, que, de repente, se encuentra en un pueblo que tiene sus propias normas y estas son un poco... raras.

Esta grabada en formato falso documental también, pero en este caso no es del tipo Modern Family, sino que se supone que de verdad se está grabando un documental sobre el caso al estilo Making a murderer. ¡Risas aseguradas desde el minuto uno!

PD: ha sido supuestamente cancelada y están en negociaciones de que la compre otra cadena, PERO merece toda la pena del mundo ver las dos temporadas que hay hasta la fecha.




3- The bold type - Freeform, 2017

Vale, tengo que admitir una cosa: no estoy segura de si empecé a ver esta serie a finales de 2017 o a principios de 2018. No obstante, ante la duda, la incorporo a la lista porque es una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida y tengo que dejarlo claro.

Si sois feministas, millennials y amantes de la moda y la actualidad, esta es vuestra serie. Tiene todo eso y más. Cada capítulo es casi un aprendizaje y las tres protagonistas se acaban convirtiendo casi en tus propias amigas. Hablan sin tapujos de debates tan actuales como las copas menstruales, el #FreeTheNipple o las etiquetas de género. Eso sí, desde un punto de vista muuuy estiloso, y ahora entenderéis por qué.

Jane, Sutton y Kat trabajan en la revista femenina de moda y tendencias Scarlett. Jane es redactora, Sutton es ayudante personal y Kat es algo como social media manager. Pasan por los mismos problemas que todas las mujeres jóvenes actuales e intentan resolverlos desde la mejor perspectiva posible, apoyándose las unas en las otras.




4- Life in pieces - CBS, 2015

Sí, es una comedia familiar, pero no, no es ni parecida a Modern Family. La vida en piezas responde bastante bien a su nombre, ya que cada capítulo se divide en cuatro piezas de unos 5 minutos en la que se cuentan diferentes momentos en la vida de esta familia. Se trata de una familia grande en la que cada núcleo vive en su propia casa, pero su concepto no es el de "familia moderna", sino más tradicional.

Tiene un humor particular y es muy tierna. Pero, sinceramente, no soy capaz de expresar con palabras lo absolutamente genial que esta comedia. Sé que al principio parece más de lo mismo, pero en cuanto empiezas a verla te das cuenta de que no tiene nada que ver y de que la necesitas para vivir.




5- Cómo defender a un asesino (How to get away with murder) - ABC, 2014

Otra serie que he empezado muy tarde, lo sé. Tengo que confesar que los primeros capítulos no me emocionaban demasiado y por eso me costó mucho seguirla al principio, pero ahora me tiene enganchadísima. Es el tipo de serie dramática y thriller (más o menos) que te mantiene pegado a la pantalla mordiéndote las uñas. Vamos, que se convierte en droga pura.

A mí me gusta porque los personajes tienen su lado oscuro y aún así empatizas con ellos. Si sois fans del género asesinatos o de las series procedimentales, os va a gustar. Aunque va un poquito más allá, eso sí.

La serie trata de 5 estudiantes de derecho que comienzan sus prácticas en el despacho de la profesora Keating. Lo que al principio solo eran meras prácticas en las que competían entre ellos para ganarse el trofeo de la profesora, termina implicándoles de manera personal de tal modo que ya no hay vuelta atrás. 




6- The good place - NBC/Netflix, 2016

Y este es el último (hasta la fecha) de mis grandes descubrimientos seriéfilos de este año. Es una de esas comedias que te sorprenden. Un argumento muy original, unos personajes muy simpáticos y divertidos, un ambiente muy atractivo... Y cuando crees que ya no pueden agotar más la historia, te sorprenden con un pedazo de giro de guion que te pone todo patas arriba. Y os aseguro que, cuanto más avanza y más conoces a los personajes, más te ríes.

Trata sobre una chica que se llama Eleanor que, tras fallecer en un gracioso accidente, aparece en "el lado bueno", es decir, el Cielo. El problema es que ella ha sido mala persona en vida y está convencida de que ha llegado ahí por error. Como no se quiere ir, le pide ayuda a su "alma gemela" (a cada residente del lado bueno le asignan un alma gemela), Chidi, profesor de ética, que le enseñe a ser mejor persona. Y no digo más porque en esta serie es muy fácil caer en el spoiler.