Con la tecnología de Blogger.

Qué regalar cuando no sabes qué regalar




Todos hemos estado en esta situación. Tienes que hacer un regalo y no tienes ni idea de qué regalarle a esa persona. Y no estamos hablando de alguien desconocido. A veces puede tratarse, incluso, de nuestros propios familiares. Basta con que sea una de esas personas enigmáticas o que creas que ya lo tiene todo.

Pero estás de suerte. Hay una serie de regalos comodín que SIEMPRE te van a funcionar. Ahora que se acercan las navidades, no está de más recoger algunas ideas para aquellos que se están comiendo la cabeza pensando "¡no sé qué regalar!". Estos son algunos de los regalos más efectivos y clásicos que podrías hacerle a casi cualquier persona y que le iban a encantar y ser de utilidad. ¡Apunta!




1- Tarjetas regalo: tan impersonales como indudablemente útiles.

Esa persona siempre va a necesitar algo, aunque tú no sepas qué es. Puede que tengas una ligera noción de sus gustos, pero temes equivocarte por completo. 

Por ejemplo, sabes que le encanta vestir a la moda, pero no crees que vayas a acertar con la prenda o con la talla, por lo que tienes a tu disposición tarjetas de Zara, Mango, Sfera, etc. O, por el contrario, no tienes ni remota idea de qué podría hacerle ilusión, en cuyo caso te recomiendo que optes por tarjetas de tiendas multimarca como El Corte Inglés, Fnac o Amazon. Si sabes feacientemente que le gustan los videojuegos o las series pero no sabes cuáles tendrá ya, opta por tarjetas de Game, de HBO o de Netflix.

En fin, el límite es el cielo. Prácticamente cualquier tienda tiene tarjetas regalo.


2- Flores: un clásico que nunca falla.

Los ramos de flores son siempre una buena idea, algo puro y elegante que da un aroma delicioso y es capaz de alegrar cualquier estancia. Da igual qué tipo de persona sea la que va a recibirlo, ya que cada ramo es completamente diferente: los hay de colores cálidos, los hay más sobrios, los hay más románticos, los hay más exóticos...

Sé que es un regalo típicamente vinculado al amor, pero yo creo que es hora de quitarle esa etiqueta y convertirlo en un must de los detalles. Para personas como yo, recibir flores siempre es bienvenido. No podría ser más feliz que cuando aparece alguien con un lindo ramo. Conclusión: efectivo y sin comerte la cabeza.


3- Perfumes y colonias: hay quien dice que los perfumes son muy personales, pero a mí me parecen el regalo más sencillo.

Es cierto. Hay colonias destinadas a personas con gustos muy específicos, pero la mayoría de ellas se las puedes regalar a casi todo el mundo. En el caso de los hombres, piensa, por ejemplo, en Invictus de Paco Rabanne. Todavía no he conocido un hombre al que no le guste. Para mujer, opta por clásicos que todas quieren: Miss Dior, Chanel, YSL... 

Por otro lado, saliendo de las grandes firmas, tienes frascos de perfume en diferentes tiendas como The Body Shop, Yves Rocher, (casi) todas las tiendas de ropa, etc. Son más baratas e igualmente efectivas.


4- Cajas de experiencias: el salvavidas perfecto.

A todos nos encanta viajar, ir de cena, hacer actividades... Y mucho mejor si lo podemos elegir nosotros. De eso se trata lo de regalar estas cajas. En ellas aparecen cientos de opciones de ocio y tú no tienes que comerte la cabeza. A partir de 30€ puedes regalar estancias de hotel, una vuelta en Ferrari o una experiencia gourmet. Éxito asegurado.


5- Vales de tratamiento o de spa: ¿a quién no le gusta mimarse?

A literalmente todos nos encanta recibir masajes o sumergirnos en un jacuzzi calentito lleno de burbujas. Este es uno de esos regalos con los que SIEMPRE vas a acertar porque todavía no conozco a nadie que lo rechace.

Si conoces un poco más a la persona y puedes tener una idea de qué necesidades tiene, puedes aventurarte a pedir algo más específico: una manicura, una limpieza facial, un baño de barro... Las posibilidades son amplias y el margen de error es escaso.


6- Comida: porque OBVIAMENTE.

Esto es un hecho: todos comemos. ¿A quién no le hace feliz la comida? Ya sea un pack gastronómico para un gourmet en potencia o una cesta de chocolates para el más goloso, es un regalo que siempre hace ilusión. Lo único de lo que tienes que preocuparte es de no comprar nada que contenga algún alérgeno que le afecte.


7- Cestas de baño: seas como seas, necesitas gel.

Las hay de todas clases, colores y tamaños. Desde las más básicas, que contienen pequeños geles de aromas exóticos, hasta las más completas, que pueden venir acompañadas de otros detalles decorativos como peluches y tazas.

No importa qué clase de persona seas, pues siempre vas a necesitar artículos de baño como esponjas, leche corporal o jabones. Y estas cestas, además, tienen un plus, ya que cuando uno se compra sus propios productos de higiene siempre suele comprar los clásicos que se encuentran en el supermercado, mientras que estas cestas de regalo traen otro tipo de olores, texturas y formas más especiales.